Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez que asumió temporalmente el caso del pequeño Nicolás investiga al excuñado de Rato por la venta de un palacete

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, Sagrario Herrero Enguita, que asumió temporalmente la causa del pequeño Nicolás en sustitución de Arturo Zamarriego, investigará la venta de un palacete de Vegas de Matute (Segovia) por parte de Santiago Alarcó, excuñado del que fuera vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.
La juez asume la investigación después de que la Audiencia Provincial de Madrid ordenara al magistrado que instruye la causa por el patrimonio de Rato, Antonio Serrano-Arnal, que incoara diligencias previas por la supuesta comisión de un delito en la venta de dicho palacete ya que una sociedad de la que era apoderado compró la finca muy barata a Bankia y obtuvo más de 200.000 euros de beneficio al venderla.
En la resolución del pasado mes de febrero la Audiencia Provincial estimaba parcialmente el recurso que interpuso la Fiscalía contra la decisión del juez en la que éste se negaba a deducir testimonio y mandar el asunto al Decanato de los juzgados de Plaza Castilla para su posterior reparto, al entender que los hechos denunciados nada tenían que ver con el procedimiento principal.
En el auto los magistrados Celso Rodríguez, Justo Rodríguez y Jesús Eduardo Gutiérrez de la Audiencia de Madrid señalaron que, según los informes de la Unidad Central Operativa (UCO) en los que se hace mención a la venta del palacete por Bankia a la entidad Lacarfín S.L, se apunta que Alarcón era el apoderado de esta sociedad.
La operación se produjo en diciembre de 2012, solo unos meses después de que el excuñado de Rato cesara en la entidad bancaria y se tiene en cuenta que previamente a la oferta de 300.000 euros que realizó Lacarfin por el Palacete existió un ofrecimiento de otra empresa por 800.000 euros que fue retirado.
Según la Sala, en el atestado realizado por la UCO existen una serie de datos "que es preciso investigar judicialmente, dada la existencia de posibles indicios de delito", como es el precio de venta a pesar de las tasaciones llevadas a cabo y el hecho de que Bankia (entidad que presidió Rato entre 2010 y 2012) "en ese momento estaba atravesando dificultades económicas" y realizara la operación "por el precio más inferior de todas las tasaciones recibidas.
CASO ALDO Y PEQUEÑO NICOLÁS
El Decanato ha asignado este caso a la magistrada titular del Juzgado 35 que investigó, entre otros asuntos, la 'Operación Aldo' --en la que se denunció a Aldo Dario Herchhoren por hacerse pasar por Cónsul de la República de Guinea Bissau en Madrid-- así como el montaje que llevó a cabo supuestamente el pequeño Nicolás para aprobar la Selectividad.
En este último caso actuó como sustituta de Arturo Zamarriego, titular del juzgado de Instrucción número 2 hasta que el pasado mes de marzo que fue trasladado a la Audiencia de Madrid tras conseguir plaza en la sección 23.