Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blesa alega que Bankia no obtuvo la información de las tarjetas de forma legal

Rodrigo Rato y Miguel Blesa, en el banquillo de los acusados por las tarjetas blackEFE

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, ha esgrimido que Bankia, personada como acusación particular en el caso de las tarjetas 'black', no obtuvo la información relacionada con el uso de las tarjetas opacas por su parte y la del resto de 64 acusados de forma legal y, por tanto, ha pedido la nulidad de dichas pruebas.

Carlos Aguilar, abogado del que fuera presidente de la entidad nacionalizada entre 1996 y 2010, ha argumentado en el arranque del juicio en el que se exponen las cuestiones previas, que se adhiere a la solicitud planteada por defensas de otros acusados como puede ser la del exconsejero de Caja Madrid, Estanislao Rodríguez-Ponga y añade que existe "falta de legitimación" tanto para la entidad como para el el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB), también personado como acusación particular.
La representación procesal de Blesa pide la nulidad de las pruebas obtenidas "por infracción de los derechos fundamentales" y añade que el acceso que ha tenido la entidad a la información relacionada con los gastos hechos por Blesa en el uso de la tarjeta, y que ascienden 436.688,42 euros, es "ilegítimo".
Además el expresidente de Caja Madrid ha aportado el recibo del ingreso hecho este fin de semana en la cuenta habilitada para la devolución del dinero por el FROB del total gastado con el plástico.
LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS
Por su parte, en una breve intervención, el abogado del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, Ignacio Ayala, ha hecho alusión a la violación de la Ley de Protección de Datos en el acceso del banco a los extractos de su tarjeta, una vulneración que afecta a sus derechos fundamentales, ha dicho.
Al igual que la defensa de Blesa, ha solicitado aportar el justificante del ingreso de parte de la cantidad que gastó con el plástico, algo más de 50.000 euros de los 99.054,59, que destinó al pago de cuentas de restaurantes o a la compra de bebidas alcohólicas, entre otras cosas.
Por su parte, el abogado que representa a Bankia personada como acusación, ha abierto este lunes el juicio de las tarjetas 'black' tras más de una hora de retraso. La representación procesal de los acusados expondrá previsiblemente entre hoy y mañana ante los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que se trató de una práctica asentada y heredada del expresidente de Caja Madrid entre 1988 y 1996 y predecesor de Blesa, Jaime Terceiro, a quien señalan como responsable de ponerlas en marcha.
El juicio, que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando (Madrid), ha arrancado con una hora de retraso y, según el calendario establecido, tratará en la jornada de hoy y mañana las cuestiones previas. En estos dos días las defensas y acusaciones pueden plantear al tribunal la suspensión del juicio oral o la nulidad de las actuaciones por una vulneración de los derechos fundamentales.