Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado ve prioritario el ajuste fiscal y cree que Rubalcaba se refiere a la próxima legislatura

Resta importancia a la revisión por parte de Fitch de las perspectivas de crecimiento de la economía española


La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha dicho este lunes que la "prioridad" en estos momentos para combatir la crisis de deuda en España es el ajuste fiscal, pese a su impacto negativo en el crecimiento económico. No obstante, Salgado ha negado cualquier contradicción con Alfredo Pérez Rubalcaba, que cuestionó este fin de semana los recortes, alegando que el candidato socialista a las elecciones del 20-N se refería a la próxima legislatura.

"Las medidas de austeridad siempre tienen influencia en el crecimiento, en España y en el resto de los países. La cuestión está en establecer prioridades y en este momento, en el corto plazo, para nosotros es una prioridad la consolidación fiscal", ha defendido la vicepresidenta económica en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la eurozona.

Al ser preguntada por las declaraciones de Rubalcaba, Salgado ha afirmado estar "absolutamente de acuerdo" porque "el candidato socialista no creo que hable de los tres próximos meses, que por otra parte no serán en los que él gobierne". "Habla de la (próxima) legislatura y en la (próxima) legislatura por supuesto que creo que hay que tomar medidas que impulsen el crecimiento. Las estamos tomando, eso son las reformas estructurales, pero evidentemente habrá que tomar más", ha insistido.

A su juicio, son precisamente las reformas estructurales el único instrumento del que dispone España para impulsar el crecimiento. "Tenemos que llevar a cabo la consolidación fiscal, cumplir nuestros compromisos y al mismo tiempo desear que las reformas estructurales que hemos hecho ya (...) impulsen el crecimiento de nuestra economía", ha apuntado.

Salgado no ha querido pronunciarse sobre si Alemania dispone de más margen para estimular el crecimiento en el conjunto de la eurozona. "Tendrá que decirlo el Gobierno alemán", se ha limitado a señalar.

También ha eludido valorar la decisión de la agencia de 'rating' Fitch de rebajar la previsión de crecimiento para España en 2012 del 1,6% al 0,5%.

"No me preocupan tanto las previsiones, me preocupa que el crecimiento se vaya consolidando y es cierto que estamos en un momento de desaceleración económica en toda Europa, casi en todo el mundo. En ese sentido, espero que en los próximos meses seamos capaces de estimular la demanda global, no necesariamente solo la demanda en España", ha apuntado.