Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las claves de la reforma educativa

Varios alumnos hacen una prueba en un colegioEFE

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presenta a las comunidades autónomas en Conferencia Sectorial un nuevo borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE), que introduce novedades para garantizar la enseñanza en castellano, elimina polémicas asignaturas, fija horarios mínimos obligatorios y regula las nuevas evaluaciones.

Lengua castellana y lengua vehicular. "Las administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos a recibir las enseñanzas en castellano, lengua vehicular de la enseñanza" y establece que la lengua castellana y su literatura tendrán el tratamiento necesario para que todos los alumnos la comprendan y se expresen en ella con corrección, de forma oral y por escrito, al finalizar la enseñanza básica.
La norma exige a las autonomías el pago de una plaza en un centro privado a aquellos padres que soliciten la educación en castellano cuando esta comunidad no pueda ofrecerle esta posibilidad en un centro público o concertado, siempre y cuando no se haya establecido una "proporción razonable" de ambas lenguas.
Desaparece educación para la ciudadanía. Desaparece del texto la asignatura de Educación para la Ciudadanía y se incluye una alternativa obligatoria a la asignatura de Religión en Primaria y la ESO. Así, los alumnos de Primaria deberán optar entre Religión o su alternativa, denominada 'Valores Sociales o Culturales', a elección de los padres o tutores. En la ESO también será obligatorio cursar o bien Religión o bien 'Valores Éticos', dentro de las asignaturas específicas.
Horarios mínimos. El Estado fijará los contenidos y el horario mínimo de las materias instrumentales, es decir, las troncales, que son Lengua, Matemáticas, Lengua Extranjera, Ciencias Sociales, Biología y Geología, Física y Química, Geografía e Historia, entre otras. Según el nuevo borrador, estas asignaturas troncales deberán ocupar por lo menos el 50 por ciento del horario. Para el resto de asignaturas, como Plástica, Religión, Música o Educación Física, las autonomías y los centros escolares tendrán mayor flexibilidad para fijar los contenidos y los horarios.
Evaluaciones externas. La reválida de 3º de primaria será una simple prueba sin efectos académicos, al igual que la que ya se realiza en 6º de primaria. "Los centros docentes realizarán una evaluación individualizada a todos los alumnos al finalizar el segundo o el tercer curso de Educación Primaria, según dispongan las administraciones educativas (CCAA)" y "de resultar desfavorable esta evaluación, el equipo docente deberá adoptar las medidas ordinarias o extraordinarias más adecuadas". Las reválidas de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato no se modifican, esta última sustituirá a la actual selectividad.
Elección de itinerarios. Se adelanta a 3º de la ESO la elección de asignaturas optativas. Se crea, además, una nueva FP Básica.