Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El referéndum será el 1 de octubre: "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente con forma de república?"

El Govern ha convocado el referéndum el 1 de octubre y la pregunta será: "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente con forma de república?"

El Govern se ha comprometido a "aplicar" la decisión que salga de las respuestas de los ciudadanos de Cataluña. Carles Puigdemont, en rueda de prensa tras un Consejo Ejecutivo Extraordinario, ha explicado que las respuestas a la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente con forma de república?" será si o no. Además, la pregunta estará formulada en los tres idiomas oficiales de Cataluña: catalán, castellano y aranés.
El president de Cataluña ha insistido en que ha intentado negociar con el Gobierno central, llegando al final de la legislatura sin una respuesta "positiva". A pesar de eso, Puigdemont ha afirmado que el referéndum se celebrará de acuerdo con la legalidad.
El president ha defendido la convocatoria de un referéndum unilateral por el "no quiero" reiterado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Puigdemont ha criticado que el rechazo a negociar es de todo el Estado: "Venimos de una larga colección de 'noes' por parte del Gobierno y de las Cortes".
Ante la negativa que constata tanto del presidente Rajoy como del Estado, ha concluido que la vía unilateral es la única posible: "Hoy todo el mundo sabe cuál es el problema real, porque lo ha oído de boca del presidente del Gobierno: 'No quiero'. Con un 'no quiero' es mejor no ir al altar".
Ha concluido que Cataluña es una nación milenaria y que, por tanto, tiene "el legítimo derecho de autodeterminación", que ejercerá a través de este referéndum unilateral --el término 'unilateral' no lo ha empleado ningún momento de forma directa--.
Ha recordado las ofertas recientes que han lanzado al Gobierno central para pactar el referéndum, todas rechazadas, y ha asegurado que el problema de no haber pactado la consulta no son los "marcos legales", sino la falta de voluntad política del Estado.
Además ha rememorado las palabras que él mismo pronunció en septiembre del año pasado durante la cuestión de confianza a la que se sometió, cuando anunció su intención de celebrar el referéndum: que la Generalitat buscará el acuerdo para pactar la consulta "hasta el último día".
También ha destacado que han expuesto el proyecto soberanista fuera de Cataluña, como Londres, Bruselas, Nueva York, Washington y Madrid, y aun así no han recibido "ninguna respuesta positiva" de Rajoy.