Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá se desmarca de González y niega haberle ayudado nunca a arreglar “sus líos”

El ministro de Justicia frente a todos los micros y ante todas las cámaras. Todos los focos le apuntan tras aparecer su nombre en los SMS que maneja el juez que instruye el caso Lezo.
Ignacio González, en su teléfono intervenido, recibe un mensaje que remite Rafael Catalá. “Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos”.

El mensaje, que lo revela hoy El Español, es del 3 de noviembre pasado. Entonces, Catalá era recién confirmado ministro y González se encontraba en aprietos judiciales.

“Yo el día 3 de noviembre recibí cientos, –y no exagero–, cientos de mensajes. A todos los contesté con amabilidad, con educación, y entre ellos al de Ignacio González. Yo lo que le digo es ‘ojalá que se cierren pronto los líos’. Lo que yo estoy transmitiéndole es una buena voluntad, un deseo de que tengamos pronto estabilidad, porque llevamos un año con un Gobierno en funciones. No me refiero en absoluto a cuestiones que tengan que ver con el señor González”, puntualizaba Catalá ante los medios, explicando el mensaje.

No obstante, hay más. En otro intercambio de mensajes, esta vez entre Ignacio González y el presidente del Atlético de Madrid. Enrique Cerezo le comenta que ha hablado con Catalá sobre el ático cuya adquisición aún está en los juzgados.

“Hablé el otro día con Rafa (Catalá), que lo estaban mirando, Nacho”, le dice textualmente. González responde que había recibido del ministro “un mensaje encantador”.

Por lo que esto pueda querer decir, el ministro, rotundo, niega que González le haya pedido ayuda para arreglar ‘sus líos’. “No, nunca”, ha dicho.

No obstante, desde el pleno, algunas voces han pedido desde ya su dimisión.