Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer día del nuevo PSOE

De la tormenta de las primarias a la calma del Congreso. Sánchez ovacionado, repartiendo besos y posando para selfis con aplausos efusivos en el auditorio. Lo ha recibido Susana Díaz desde la fila 12 del Palacio de Congresos. Sánchez sobre el escenario flanqueado por  Cristina Narbona, Adriana Lastra y José Luis Ábalos. Este va a ser su PSOE. Ni lo cose, ni lo remienda, se va a hacer uno nuevo. Incluye a Patxi López como secretario de política territorial y a Fernández Vara al frente del consejo federal político, pero fuera de la ejecutiva. Y hasta ahí la integración. 

Contundente ha sido Óscar Puente, el nuevo portavoz de la ejecutiva, también con el papel de los barones. Mientras, Susana Díaz no se ha salido del guion. Incluso alguno que amenazó con irse, como Emiliano García-Page, hoy se lo piensa. 

Los gestos del Congreso se acercan más a la unidad que a la ruptura. Abrazos con Zapatero, Rubalcaba y con viejas guardias, menos con Felipe González que no estaba. 

Se cierra la etapa de la gestora. Javier Fernández y Mario Jiménez llegaban juntos, aunque ganas de hablar llevaron bastante pocas.