Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gonzalo Moliner se queja por tener que viajar en clase turista, porque no da buena imagen

Gonzalo Moliner, Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder JudicialARchivo EFE

En medio de una política de recortes que están afectando la Educación y la Sanidad pública, el Presidente del Tribunal Supremo Gonzalo Moliner, se ha lamentado por tener que viajar en clase Turista durante sus desplazamientos de trabajo. El jefe del Consejo General del Poder Judicial explicó en una entrevista en un programa de la Radio Pública que viajar de la forma más económica "no era la mejor imagen" para alguien que ocupa su cargo.

Gonzalo Moliner ha explicado que el nuevo régimen de control de gastos es "tan restrictivo" que "se han pasado de rosca".  Como ejemplo, ha asegurado que ahora tiene que viajar en clase Turista y "creo que es excesivo", porque "no es la mejor imagen para el Tribunal Supremo.
"Se imaginan al presidente del Tribunal Supremo viajando en Turista, yo voy en Turista porque no puedo ir en Business. Una cosa que es excesivo, es así exactamente y sigo viajando así. ¡Es tremendo!". Y pienso que no es la mejor imagen para el presidente del Tribunal Supremo". aseguró.
Gonzalo Moliner fue elegido presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el pasado mes de julio después de que su antecesor, Carlos Dívar dimitiera por el escándalo de sus numerosos viajes a Marbella con gastos pagados con dinero público.
Esta polémica que se hizo pública llevó a que el CGPJ se viera obligado a aprobar este régimen más controlado que garantizara un buen uso de los gastos, supervisado y aprobado por los miembros del Consejo.
Sobre las tasas judiciales
Gonzalo Moliner ha hablado además sobre el tazaso judicial impuesto por el el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. En su opinión ha considerado que con las nuevas tasas los ricos no tendrán problemas para pagarlas, como tampoco los muy pobres, que seguirán teniendo derecho a una justicia gratuita.
El problema- según Moliner- es para la clase media que hasta ahora accedía de forma gratuita a la Justicia y son los más afectados.
"Los que están en medio, que no son ni ricos ricos ni pobres pobres, hasta ahora no pagaban tasas y ahora van a tener que pagarlas. El problema no es tanto en que haya tasas sino en el quantum de esa tasa. El problema puede ser que en algún caso concreto, en algún pleito concreto y en alguna situación concreta la tasa prevista pueda ser disuasoria hasta el punto de que haya alguien que no pueda litigar, y ese sería el problema", ha explicado