Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Senado destaca el "privilegio" de España por su condición de país plurilingüista

El presidente del Senado, Pío García Escudero, ha descrito este viernes como un "privilegio" la pluralidad lingüistica que caracteriza a España, defendiendo la "ventaja cultural e intelectual" que supone, al tiempo que ha alertado sobre la "distorsión simplista" de vincular la lengua a una comunidad política.
El presidente ha lanzado este mensaje en la inauguración del IV Seminario Multidisciplinar sobre Plurilingüismo en España, celebrado en el Senado.
En España, ha asegurado, somos "doblemente privilegiados". "Todos compartimos una lengua común, y al mismo tiempo atesoramos varias lenguas, cerca de la mitad de los españoles viven en una región en la que se habla más de una lengua", ha afirmado, añadiendo que esto supone ventajas "culturales e intelectuales".
Asimismo, el presidente de la Cámara Alta ha apuntado a que tradicionalmente las lenguas minoritarias se han visto "más como un inconveniente político que como un signo de riqueza cultural", debido a "la absurda obsesión por igualar los mapas políticos y lingüísticos".
García Escudero ha alertado sobre "distorsiones políticas" como la vinculación "simplista" entre lengua y comunidad política. "Una distorsión llena de intención, ya que cada lengua es un elemento cultural distintivo de la comunidad de sus habitantes", ha señalado, "por esa razón se ha recurrido a ella como potente elemento identitario", ha subrayado.
Por su parte, el miembro del Comité de Expertos sobre Lenguas Regionales del Consejo de Europa, Fernando Ramallo, quien ha recordado a la socialista Carme Chacón en su intervención en la inauguración, ha citado al filósofo José Ortega y Gasset asegurando sobre las cuestiones lingüisticas que "toda realidad ignorada prepara su venganza".
"No cabe hablar de unidad sin diversidad en España, todas las lenguas son España y todos somos hablantes de todas esas lenguas, todas son propias y todas son de cada uno, no debería haber una división unidimensional", ha recalcado.