Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del PSC sobre el referéndum unilateral: "Esta vez no votaré"

Àngel Ros: "En mi familia hay temas como el referéndum que no aparecen en una mesa"
El alcalde de Lleida y presidente del PSC, Àngel Ros, ha asegurado que no participará en un referéndum unilateral sobre la independencia de Cataluña: "Esta vez no votaré".
Ros sí participó en la consulta del 9 de noviembre de 2014 y votó en blanco, pero considera que el proceso que se plantea ahora es distinto porque el de entonces era simplemente "un proceso de participación ciudadana", según explica en una entrevista de 'naciodigital.cat' recogida por Europa Press.
Admite que "es posible que alguien se sienta desorientado" por su actuación, pero defiende que su trayectoria está en el PSC, a diferencia de su excompañero de filas Joan Ignasi Elena: ambos formaban parte del ala catalanista del partido, pero el segundo lo abandonó y ahora coordina el Pacte Nacional pel Referèndum.
Ros considera que el referéndum que ha prometido el Govern tras el verano se convocará pero no se celebrará: "Si el TC lo declara fuera del ordenamiento jurídico ya no sabemos qué pasará".
Defiende votar en un referéndum que pregunte por un nuevo modelo constitucional en clave federal y un nuevo Estatut, un objetivo al que hay que llegar por la senda del diálogo, la negociación y el pacto: "--PP y Cs-- acabarían entrando en una reforma constitucional como la que planteamos".
También señala que en Catalunya no hay ningún problema de convivencia por razón de lengua, pero alerta de que "cada vez cuesta más que la política no sea una fuente de crispación".
"Confieso que en mi familia hay temas, como el referéndum, que no aparecen en una mesa. Pasa en muchas casas", ha asegurado, y ha apostado por defender estos entornos y abogar por la cohesión social.
Sobre su futuro en Lleida, señala que tiene proyecto para años y admite que fue un error decir en 2011 y 2015 que no se presentaría más para ser alcalde: "Prometo que en 2019 no diré que es la última vez".