Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Audiencia Nacional rechaza el endurecimiento de penas a pirómanos y aboga por investigación

El presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro Miranda, ha manifestado su desconfianza respecto a la eficacia de un posible endurecimiento de condenas para los acusados por delitos de incendios. "Es mucho más práctica y mucho más eficaz la labor de detener e investigar al delincuente que subir las penas", ha señalado.
Estas declaraciones llegan después de que el pasado viernes la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, pidiese un "endurecimiento" de las penas a incendiarios, ya que critica que "estén en su casa" personas a las que se "le atribuyen 10, 12, 14 incendios".
Sin embargo, en opinión del presidente de la Audiencia Nacional por mucho que se amenace al incendiario con una pena grave "si este entiende que va a ser muy difícil que sea localizada su actuación, esa medida no va a tener eficacia".
Por ello, a la hora de establecer prioridades respecto a las medidas contra este tipo de delitos, Navarro Miranda ha indicado que "lo más importante es la actuación preventiva", y luego que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los propios juzgados investiguen con la mayor eficacia y el mayor interés "porque se trata de delitos que, en zonas como Galicia, son especialmente graves y especialmente sensibles".
En este sentido, Navarro Miranda ha recordado que en los últimos años ya ha habido algunas modificaciones legales en el sentido de endurecer el castigo a los pirómanos. Pero, ha incidido, lo más importante no es eso, "sino que el incendiario y la sociedad tengan la sensación real de que el delito se persigue y el delito se condena".
El presidente de la Audiencia Nacional ha declarado que, en principio, no es partidario de elevar las penas cuando hay un problema de índole delictivo. "Creo que es más importante evitar de alguna forma la comisión del delito para lo que disponemos de muchas vías legales", sentencia.