Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez da dos semanas para presentar escrito de acusación contra Mas, Ortega y Rigau

El TSJC impide a Manos Limpias hacer el suyo al margen del resto de acusaciones populares
El juez que investiga la causa del 9N ha dado dos semanas a la Fiscalía y a la acusación popular para que presenten sus escritos de acusación y apertura del juicio o el sobreseimiento de la causa abierta contra el expresidente de la Generalitat Artur Mas, la entonces vicepresidenta Joana Ortega y la exconsellera Irene Rigau.
Según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el magistrado Francisco Valls ha establecido un plazo de diez días (contabilizándose sólo de lunes a viernes) y que empieza a contar este miércoles.
Mas, Ortega y Rigau irán previsiblemente a juicio acusados de los delitos de desobediencia y prevaricación por la organización de la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014, después de que el TSJC cerrase la instrucción y ahora, si Fiscalía y acusación popular piden llevarlos a juicio --como con toda probabilidad sucederá--, el magistrado así lo dictará.
Además del proceso contra ellos, se investiga también por el 9N al que entonces era conseller de Presidencia y portavoz del Govern y actual diputado de DL en el Congreso, Francesc Homs, pero su causa se instruye en el Tribunal Supremo (TS) --donde precisamente declaró este lunes-- dada su condición de aforado por este tribunal.
Por otra parte, el juez ha desestimado la petición de Manos Limpias --que forma parte de la acusación popular-- de poder presentar su escrito de acusación de forma separada al resto de partes que conforman la acusación y que actúan en esta causa bajo una única dirección, encabezada por el Sindicato Profesional de la Policía y la Unión Federal.
En su petición al TSJC, Manos Limpias había solicitado actuar de forma separada al considerar que el Sindicato Profesional de la Policía y la Unión Federal estaba llevando la causa de forma unilateral sin compartir con ellos las líneas de actuación a seguir.
CAMBIOS EN LA ACUSACIÓN
Sin embargo, en un auto recogido por Europa Press, el magistrado ha rechazado este pretensión argumentando que desde que el Sindicato Profesional de la Policía y la Unión Federal encabeza la acusación no se ha producido en la investigación ningún paso relevante que permita al TSJC "compartir la afirmación genérica de actuación unilateral, que resulta prematura".
Cabe recordar que, en un principio, quien encabezaba la acusación popular era justamente Manos Limpias pero en mayo el magistrado decidió apartarla precisamente porque actuaba de forma unilateral y no había consensuado con el resto de acusaciones el proceso judicial; fue entonces cuando el Sindicato Profesional de la Policía y la Unión Federal asumió este papel.