Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas admite "cierta preocupación" en la UE por la posible independencia de Cataluña

Artur Mas hace balance de sus 100 días de gobiernoEFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha admitido este lunes que ha detectado "cierta preocupación" en la UE por la posible independencia de Cataluña, y ha dicho que no descarta realizar "encuentros discretos" en los próximos meses con dirigentes europeos para abordar el proceso soberanista catalán como los que ya ha mantenido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En su jornada en Bruselas, no ha hablado esta vez con los responsables europeos del "proceso catalán", sino que se ha limitado a abordar temas sectoriales con tres comisarios, ha explicado en rueda de prensa.
Ante la comisaria de Educación, Androua Vassiliou, ha defendido la política de inmersión lingüística; a la responsable de Interior, Cecilia Malström, le ha pedido un mayor acceso de los Mossos d'Esquadra a las bases de datos europeas en materia de seguridad; y ha solicitado al comisario de Energía, Günter Oettinger, un mayor impulso a la interconexión de gas entre Cataluña y Francia.
"En general, el proceso del derecho a decidir se ve con gran respeto y la independencia de Cataluña se ve con una cierta preocupación. Este es resumen que yo haría de dos años de contactos" con líderes europeos, ha explicado el presidente.
El motivo de la preocupación --ha apuntado Artur Mas-- es que los dirigentes europeos consideran la independencia de Cataluña como "un problema más que se añade a muchos problemas que ya tienen".
Sin embargo, ha aprovechado para contrastar la actitud europea con la del Estado: "Pero cuando se les plantea, en lugar de cerrar la puerta, escuchan. Y esta es la diferencia", ha dicho Mas.
"En Europa y en el mundo quizá lo ven con cierta preocupación que Catalunya tenga un Estado propio pero abren la puerta y escuchan, y en Madrid hasta ahora no la abren y apenas escuchan", ha lamentado.
De esta manera, el presidente de la Generalitat ha criticado que las autoridades españolas son "muy duras" y ha vaticinado que "costará mucho llegar a acordar la consulta con las autoridades del Estado".
"De la misma manera que en Madrid, para ver a determinados líderes políticos, he tenido encuentros discretos, no descarto que para ver a determinados líderes europeos también deba tener encuentros discretos en el futuro" sobre el proceso soberanista, ha anunciado, y ha añadido que "bajo la presión de los focos, este tipo de trabajo es muy difícil".
Los contactos discretos --ha proseguido-- "facilitan las cosas a ambas partes: a mí, porque no me obligan a tener que hablar fuera de tiempo de este tipo de procesos, y a mis interlocutores, porque probablemente se sienten más cómodos de esta manera".
Mas no ha querido aclarar si el Gobierno español está planteando obstáculos a su agenda europea desde que anunció su intención de convocar una consulta, ya que no se ha reunido con los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo, Herman Van Rompuy, algo que sí hará este martes el lehendakari, Iñigo Urkullu.
"Los haya o no, no me voy a referir a ellos porque no he venido a Bruselas con ánimo de pelea", ha señalado, y ha esgrimido que ya se reunió con Van Rompuy y Barroso hace dos años, y que se ha entrevistado con 18 de los 27 comisarios desde que accedió al cargo.
BRUSELAS RESPALDA LA INMERSIÓN
Mas ha asegurado que uno de los propósitos de su visita a Bruselas ha sido "defender la política de inmersión lingüística" que el propio Ejecutivo comunitario ha avalado en varios informes.
"A veces encontramos más normalidad de comprensión en Europa sobre la inmersión lingüística en catalán que en algunos tribunales o en algunas esferas políticas del Estado español. Es curioso y preocupante", ha apuntado.
Con la comisaria de Educación ha abordado además la participación de cuatro universidades catalanas en el ranking que está elaborando Bruselas sobre los centros de educación superior.
Por lo que se refiere a las cuestiones de Interior, ha pedido a Malmström un "mejor acceso" de la policía catalana a los ficheros y bases de datos de Europa en materia de seguridad.
"Ya tenemos cierto acceso a estas bases de datos por nuestra relación con la policía a nivel español, pero nos falta todavía cierta capacidad de acceso para poder actuar como una policía integral".
También le ha reclamado más fondos europeos para Cataluña en políticas de seguridad e inmigración durante el periodo 2014-2020; y finalmente, Mas tiene previsto presentar al comisario de Energía el Plan de Energía y Cambio Climático catalán.