Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El portavoz del PP en el Senado se reúne con Agramunt tras el polémico viaje a Siria

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, se ha reunido este miércoles con el senador 'popular' y presidente de la Asamblea del Consejo de Europa, Pedro Agramunt, para hablar sobre el polémico viaje que realizó a Siria en marzo y durante el cual mantuvo un encuentro con el presidente Bashar el Assad.
La reunión ha tenido lugar en la Cámara Alta al término de la sesión plenaria que ha finalizado sobre las 16.00 horas. Debido a que Agramunt no acudió a la sesión de control celebrada este martes, los senadores se emplazaron a celebrar hoy el encuentro, cuyo contenido no ha trascendido porque ninguna de las partes ha querido dar detalles.
Fuentes parlamentarias han asegurado que, tras la reunión del portavoz del PP con Agramunt, "no hay nada más que añadir", al mismo tiempo que han recordado que el senador no viajó a Siria como representante del Grupo Parlamentario Popular ni por encargo del Senado.
En declaraciones a los periodistas, Barreiro ya aseguró que el motivo del encuentro era recibir las explicaciones "pertinentes" que "justificasen" el viaje "a título personal" que realizó a Siria, pero en ningún caso se planteaba pedirle la dimisión al senador porque el escaño "pertenece a la persona". "No creo que esa sea la vía", señaló.
Asimismo, expresó que, a su parecer, el viaje fue "un gran error con las circunstancias que se están viviendo en Siria". En este sentido también se pronunció el presidente del Senado, Pío García-Escudero, quien hizo hincapié en que la Cámara Alta ni autorizó ni sufragó su desplazamiento.
UN VIAJE SIN RESPALDO
También el Gobierno español se desvinculó del viaje de Pedro Agramunt. El senador sostuvo que comunicó personalmente al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, que él y el diputado del PDeCat Jordi Xuclà habían recibido una invitación del Parlamento sirio para visitar el país y que nadie le pidió que no fuera.
Sin embargo, desde el Ministerio de Exteriores fuentes diplomáticas señalaron a Europa Press que "se le desaconsejó claramente" que efectuara esa visita, si bien nadie le pidió expresamente que no fuera, pues el parlamentario tiene autonomía para viajar donde quiera.
Tras el revuelo que finalmente provocó el viaje, en particular el encuentro con El Assad, son varios los parlamentarios de distintos grupos políticos, también del Partido Popular Europeo, los que pidieron la dimisión de Agramunt, cuya figura siempre ha despertado recelos en los sectores más antirrusos, pues el español es un firme defensor del diálogo con Moscú.
RETIRADA DE CONFIANZA
El pasado viernes, la Mesa de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) retiró su confianza en el senador del PP como presidente de la misma a raíz del encuentro con Bashar al Assad. Según informó este órgano en un comunicado, también se determinó que Agramunt no está autorizado a realizar ninguna visita oficial, asistir a reuniones o realizar ninguna declaración pública en nombre de la Asamblea en su calidad de presidente.
El vicepresidente de la Asamblea, el británico Sir Roger Gale, explicó tras este comunicado que Agramunt había optado "por no asistir" a la reunión del viernes de la Mesa y que no había presentado la dimisión.
"Como resultado de ello, y en el contexto de las actuales Normas de Procedimiento en virtud de las cuales el presidente no puede ser obligado a dimitir, la Mesa ha considerado necesario adoptar estos pasos", señaló Gale, que presidió la reunión.