Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los portavoces vascos hacen campaña a ocho días de las elecciones

idoia Mendía y Alfonso Alonso arropados por los líderes nacionales de sus partidos, PSOE y PP, y conscientes de las encuestas que les dan entre 9 y 8 diputados en el Parlamento Vasco.  

Actos centrales de sus campañas a ocho días de las urnas en las que fijan sus objetivos. Para los populares la idea es levantar una alternativa al nacionalismo vasco, Alfonso Alonso declara: "Nosotros vamos a ser el dique de contención de todos aquellos que quieren llevarnos a un lío, a una pelea, a una ruptura y a un enfrentamiento entre vascos". Por otro lado, Idoia Mendía ha dejado claro que "la ciudadanía vasca no necesita ni gobiernos resignados, ni aventuras que no sabemos a dónde nos pueden llevar". Además, también ha advertido a Podemos de que el "Parlamento Vasco no es un círculo, no se puede venir a hacer prácticas" y ha criticado la resignación de Urkullu, por el PNV, hoy en Tolosa, para anunciar un nuevo Plan de convivencia para gestionar el fin de ETA.

Campaña en la que Otegi acusa al PNV de alimentar el discurso del miedo a la vez que le pide que se defina todo en medio de otra encuesta en la que sólo el 18% de los vascos preguntados quieren la independencia, siendo la opción mayoritaria, con un 49%, la de lograr más competencias de autonomía en la siguiente legislatura.