Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía busca la pistola con la que asesinaron a Isabel Carrasco

La policía continúa la investigación del asesinato de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación y del PP en la provincia de León. Efectivos de la Policía Nacional han comenzado ya la búsqueda del arma, que han determinado que fue disparada por la madre, en el río Bernesga, donde ya se está delimitando la zona con boyas, además hay varios agentes en el agua y otros tantos del Grupo de Operaciones Especiales en la inmediaciones con el material necesario. Las dos detenidas permanecen incomunicadas y han negado que realizaran los disparos.

Los agentes se han visto obligados a cerrar de nuevo la pasarela de la Condesa, donde se produjeron los hechos, como consecuencia del gran número de curiosos que se agolpaban en la zona.
Decenas de policías han rastreado las márgenes del río y el resto de la zona con el fin de encontrar el arma que acabó con la vida de la presidenta, pero por el momento no se ha hallado, por lo que se ha ampliado la búsqueda al río, cuyo caudal es más bajo que de costumbre, ya que se ha cerrado una presa que se encuentra en la parte superior del mismo.
NIEGAN LOS HECHOS
Las dos presuntas asesinas, madre e hija, están detenidas e incomunicadas y han negado el crimen y al parecer, en el primer interrogatorio se han mostrado muy tranquilas.
Un testigo presencial interrogado por los investigadores de la Policía Nacional ha relatado a los agentes que la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, fue rematada en el suelo por la autora material del asesinato después de haber recibido previamente varios disparos, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.
Estas mismas fuentes han precisado que la identidad de la madre detenida es María Montserrat González Fernández, de 58 años, y militante del PP. Fue detenida junto a su hija, Montserrat Triana Martínez González, de 34 años, también militante del PP y candidata por este partido en Astorga en las elecciones municipales de 2007.
LA MADRE REALIZÓ LOS DISPAROS
Los investigadores han determinado, además, que fue la madre la que realizó los disparos que acabaron con la vida de Carrasco.
La hija detenida había sido despedida hace más de dos años de su trabajo como ingeniera de telecomunicaciones en la Diputación de León y aún reclamaba un dinero a la fallecida por los servicios desempeñados. Recientemente, recibió una notificación de la administración contraria a sus intereses.
La Policía mantiene como tesis principal la venganza personal como motivo del asesinato.