Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pitada al himno en la Copa del Rey reabre el debate entre política y deporte

La monumental pitada al himno en la final de la Copa del Rey ha vuelto a encender el debate entre la política y el deporte. Mientras el Gobierno se apresuró a emitir un comunicado en el que condenaba este "ataque" contra un símbolo que representa a todos los españoles y anunciaba que podría haber sanciones. El presidente de la Generalitat pedía al Ejecutivo que reconsiderase su postura, y el presidente del FC Barcelona restaba importancia a la actitud de la grada. Postura que no comparte el Partido Popular, que condena duramente la pitada. También desde el PSOE alzan la voz en defensa del himno. Pedro Sánchez ha llamado al rey para mostrarle su apoyo y el secretario general del partido en Castilla La Mancha ha mostrado su tristeza. Mañana se reunirá la comisión antiviolencia para proponer las sanciones que procedan. Sanciones que serían, en todo caso, económicas y que tendrán que ser determinadas por el Comité de Competición de la Federación.