Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las movilización por el juicio a Mas, Ortega y Rigau tiene más de 10.000 inscritos

La movilización que la ANC, Òmnium, la AMI y la ACM han organizado para el lunes 6 de febrero, cuando empezará el juicio al expresidente de la Generalitat Artur Mas y las exconselleres Joana Ortega e Irene Rigau por la organización del proceso participativo del 9N ya cuenta con más de 10.000 inscritos.
"Han superado las previsiones más optimistas que teníamos y hemos superado, de largo, la decena de millar de personas", ha asegurado este domingo el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, en declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press.
Las entidades soberanistas han organizado una concentración ante los tribunales en los que los tres exdirigentes del Govern serán juzgados por la consulta que se celebró el 9 de noviembre de 2014 acusados de presuntos delitos de prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional (TC).
"Pese a ser un día laborable y a primera hora de la mañana, seremos millares los que acompañaremos a los tres que se sientan en el banquillo de los acusados", ha afirmado Sànchez, que ha cifrado en 63 los autocares que se desplazarán a la capital catalana para desplazar a los manifestantes.
Los interesados en participar se pueden inscribir en la web '9nsomtots.cat', puesto en marcha por estas organizaciones, donde se indica que el lugar de la protesta se concretará cuando el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) determine se el juicio se celebrará en el Palacio de Justicia, en Barcelona, o en la Ciudad de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat.
SANTI VIDAL
Preguntado por el caso del exmagistrado y ya exsenador de ERC Santi Vidal, ha expuesto que aunque la ANC sabía que participaba en charlas de la entidad, él no sabía "el contenido particular concreto de los actos".
Aunque ha lamentado que dijera "cosas que no se ajustaban a la verdad o que eran directamente mentira", según él, ha puesto en valor que haya dimitido de su cargo y haya suspendido su agenda pública.