Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesia avisa Rajoy en la moción de censura de que pasará a la historia como "el presidente de la corrupción"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha avisado a Mariano Rajoy de que pasará a la historia como "el presidente de la corrupción" y ha explicado que la moción de censura que debate este martes el Congreso tiene como objetivo "juzgar una época" en la que el PP representa, según ha reprochado, "lo malo conocido y el miedo"; una época que, según el candidato de la moción, puede que formar parte "del pasado" si el PSOE acepta buscar un acuerdo, eso sí, sin Ciudadanos.

"Están hundiendo a España y frustrando a los jóvenes. Están usando el miedo para robar. Pero se está acabando la historia del miedo en el país. España vive un momento muy especial en su historia y hoy estamos juzgando una época", ha advertido Iglesias en su primera intervención desde la tribuna como candidato en la moción de censura, que ha durado casi tres horas, y a lo largo de la cual ha tratado no elevar el tono.
Como inicio de su discurso para defender su candidatura, Iglesias ha utilizado la gestión de los ayuntamientos gobernados por Podemos y sus socios como ejemplo de que "se puede gobernar de otra forma "más eficiente y más moderna". "Seguro que haremos algunas cosas mal, pero nosotros no robamos", ha asegurado, al tiempo que ha señalado que "los españoles no se merecen esta desvergüenza".
Según ha lamentado, "no es normal" que el partido que sostiene al gobierno haya acudido a las elecciones "financiado ilegalmente", que todos sus tesoreros menos uno estén siendo investigados por corrupción o que el presidente envíe mensajes de ánimo a corruptos.
"Su soberbia les hará caer"
"La gente se avergüenza de ustedes. Va a ir a declarar a la Audiencia Nacional", ha recordado, antes de avisar al presidente del Gobierno, citando a Francisco de Quevedo, de que "la soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió". "Escúcheme porque su soberbia les va a hacer caer", ha avisado.
Según Iglesias, si Adolfo Suárez "pasó a la historia como el presidente de la Transición; Felipe González, a pesar de todo, como el presidente de la modernización; José María Aznar, como el presidente de la guerra, la mentira y el pelotazo urbanístico";, o José Luis Rodríguez Zapatero como "el presidente de la crisis" a pesar de que "dejó cosas buenas en materia de derechos civiles", Rajoy pasará a la historia por ser "el presidente de la corrupción".
"Hoy juzgamos una época que tiene que formar parte del pasado", ha insistido, antes de avisar a Rajoy y a su gobierno de que España no se parece a ellos, sino a los trabajadores, los jubilados, a la España rural, a las mujeres, los autónomos, los médicos o los profesores. "España no es como este Parlamento. Si este Parlamento se pareciera de vedad a España, ustedes no estarían ocupando el banco azul", ha sentenciado.
Iglesias ha dedicado también parte de su intervención a tender su mano al PSOE ya que, "si hubiera voluntad política" el PP "mañana podría estar fuera del Gobierno". "Hoy tenemos una oportunidad, la oportunidad de hacer algo por el bien de España: Echarles y sacar al PP de las instituciones", ha defendido, tras recordar el intento frustrado de llegar a un acuerdo tras las elecciones de diciembre de 2015.
Pide acuerdo con el PSOE, pero sin "la muleta naranja"
"Asumo los errores que pude cometer --ha admitido-- y les pido que asuman los suyos y trabajen con nosotros. Nosotros nos podemos haber equivocado pero nosotros no robamos y damos aire a los corruptos", ha señalado, en clara referencia a Ciudadanos, a quien ha acusado de ser la muleta de la "corrupción del PP".
En este sentido, Iglesias se ha mantenido firme en su convencimiento de que el programa que el PSOE pactó con Ciudadanos tras las elecciones del 20-D no suponía avanzar hacia el cambio y, por ello, se ha centrado en apelar al PSOE para llegar a un acuerdo, sin incluir en la ecuación al partido de Albert Rivera. "Seamos francos, no nos digan que es posible sacar al PP con la muleta naranja", ha enfatizado.
"Seguimos dispuestos a buscar el entendimiento y el diálogo. Creo que sus bases han dado una lección de democracia. Señores del PSOE, esta moción servirá para obligar al Gobierno a rendir cuentas por la corrupción que gangrena las instituciones. Estaría en su mano que sirviera también para sacarles del Gobierno. Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacarles del Gobierno más temprano que tarde", ha manifestado.
"Ni nos compran, ni nos callan ni nos obligan a desdecirnos"
Eso sí, no todo han sido buenas palabras para el PSOE, ya que también les ha recordado cómo pasaron del 'No es no' a permitir el Gobierno de Mariano Rajoy con su abstención tras las elecciones de junio de 2016. "A nosotros ni nos compran, ni nos callan ni nos obligan a desdecirnos", ha espetado, tras reprocharles también la "lección" que les han dado sus militantes al reelegir a Sánchez como secretario general.
Tras su llamamiento a los socialistas, Iglesias ha dedicado una extensa parte de su discurso a hacer un detallado repaso por la Historia de España para entender algunas claves de la corrupción del presente, desde el turnismo de la Restauración de Cánovas y Sagasta, pasando por la II República, que ha alabado, al franquismo y la transición.
Además de criticar los "desmanes" que se hicieron en el pasado y que explican, a su juicio, los que hace hoy el PP, Iglesias ha homenajeado también a "regeneracionistas" como Joanquín Costa, Miguel de Unamuno, Emilia Pardo Bazán o Benito Pérez Galdós por señalar, ya entonces, "la existencia de una trama oligárquica y de una casta fuera de la ley que vivía con sus propias reglas"; un camino que también señaló el 15M.
Tras su recorrido histórico, Iglesias ha decidido centrarse en el presente y "revelar con datos y ejemplos los manejos" del PP. "Tienen un plan que tiene dos patas: blanquear y normalizar la corrupción. Gobiernan contra las clases populares y las clases medias", ha resumido.
Después, Iglesias ha ido desgranando una a una, y por bloques temáticos, las medidas que componen el programa de Gobierno con el que aspira a sustituir a Rajoy en La Moncloa, aunque la moción registrada por Podemos y sus socios de IU, En Comú Podem y En Marea no vaya a salir delante por falta de apoyos.
Medidas anticorrupción
Dado que su principal justificación para presentar la situación de "excepcionalidad democrática" generada por la corrupción que afecta al PP, Iglesias ha comenzado explicado las once propuestas que su formación ya ha puesto sobre la mesa para acabar con este problema, como por ejemplo, una ley anti puertas giratorias, el fin del secreto bancario o la reforma del Código Penal para introducir el delito de enriquecimiento ilícito.
A continuación, el líder de Podemos ha proseguido con medidas económicas y después con su propuesta para acabar con la crisis territorial con Cataluña. También ha detallado su plan en materia de política exterior y otro para acabar con la brecha de género y garantizar la igualdad entre hombres y mujeres.
"Esta moción critica el ayer para intentar apuntar el mañana", ha resumido al final de su discurso que ha querido dedicar una vez más a los Ayuntamientos en los que gobiernan candidaturas de unidad popular y que, a su juicio, son la avanzadilla del cambio. "La esperanza puede derrotar al miedo", ha zanjado, citando a Antonio Machado, al igual que ha hecho su portavoz parlamentaria y número dos, Irene Montero.