Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ministros de UpM acuerdan impulsar la integración regional para resolver conflictos

Quieren que el Foro Regional se convierta en una cita anual en Barcelona
La alta representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, ha afirmado este lunes que la primera reunión del II Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM) ha conseguido resultados políticos, con un compromiso colectivo de trabajar por la integración de las regiones como forma de resolver conflictos y prevenir crisis.
En rueda de prensa, ha destacado la necesidad de reforzar la integración económica y que eso influye en el desarrollo y la seguridad.
Lo ha afirmado ante el hecho de que solo el 9% de intercambios comerciales en la región son entre la UE y los países del sur, mientras que el 90% se da dentro de la UE y el 1% entre Estados del sur del Mediterráneo.
Según Mogherini, la historia europea ha demostrado en décadas y siglos que con menor integración hay más conflictividad y más tensión: "Nos hemos comprometido a romper el círculo vicioso de la falta de integración" y a apostar por más diálogo político, más cooperación y una intervención más específica.
Entre este lunes y martes se reúnen en el Palau de Pedralbes de Barcelona ministros y representantes de Exteriores de 43 países, miembros de la UpM, que, según Mogherini, han coincidido en que quieren trabajar con proyectos específicos, con el objetivo de generar más presencia global para la integración en la zona.
El secretario general de la UpM, Fathallah Sijilmassi, ha anunciado la intención de los países miembros de la UpM de que este foro se convierta en una cita anual y siempre en Barcelona, sede de la UpM.
Sijilmassi ha citado algunos proyectos que impulsa la UpM, como la descontaminación de un lago de Túnez; la inversión de 900.000 euros en desarrollar energías renovables en países del sur del Mediterráneo, y el lanzamiento de una iniciativa para favorecer a los emprendedores de la zona.
HOJA DE RUTA
Sijilmassi ha destacado que los 43 países han firmado una hoja de ruta con tres grandes objetivos: el de la integración regional, el operacional --operativizando las líneas conjuntas de los países-- y el financiero, sobre el que ha añadido que la UpM tiene capacidad de unir instituciones financieras internacionales.
Federica Mogherini ha añadido que han acordado aumentar la cooperación política y su labor conjunta en proyectos específicos para mejorar el desarrollo socioeconómico y abordar la gestión de las crisis y flujos migratorios, así como la seguridad.
El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, ha afirmado que la UpM es un "foro privilegiado", y que en los próximos años se consolidará su importancia a partir de intensificar el desarrollo de proyectos concretos.
TERRORISMO NO ES ISLAM
Su homólogo jordano, Ayman Al Safadi, ha señalado la importancia de aumentar la colaboración entre los países del arco mediterráneo en beneficio de la paz y la seguridad, y ha pedido no vincular el terrorismo con la religión.
"Únicamente así podremos superar las fuerzas del mal que nos amenazan: la lacra del terrorismo. Ellos no representan ninguna religión, credo o fe. Es un enemigo al que debemos combatir conjuntamente", y ha reivindicado defender la juventud para que no sea vulnerable.