Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 69,3% de miembros de Podem apuesta por celebrar un referéndum en Cataluña

Podem avala crear el nuevo partido de los 'comunes' pero no "disolverá" sus siglas
El 69,3% de los miembros de Podem defiende la celebración de un referéndum "como principal herramienta para solucionar el futuro político" de Cataluña, mientras que no hay nadie que lo rechace y un 30,68% no se posiciona.
Es un dato que se extrae del documento 'Marea Morada' que ha elaborado el partido a través de las opiniones de los miembros de sus círculos sobre cómo debe ser el nuevo partido los 'comunes' que negocian Podem, BComú, ICV, EUiA y Equo.
Según ha explicado en un comunicado, en la elaboración del documento han participado más de 1.500 personas que han acudido a los más de 90 círculos de Podem que han abordado cuáles deben ser la características de este nuevo partido.
Este documento se someterá al debate interno en el Consell de Cent de Podemos y, si se aprueba, constituirá las aportaciones que hará el partido que lidera Albano Dante Fachin en las negociaciones con BComú, ICV, EUiA y Equo.
Los debates en los círculos y encuentros territoriales reflejan que "Podem no es independentista" pero tampoco está de acuerdo con el actual modelo de Estado, y cree que el soberanismo es la llave para desencallar la situación y dibujar un nuevo panorama territorial.
"La defensa del referéndum abre las puertas a nuevas fórmulas de encaje territorial Cataluña-España", defienden los círculos de Podem, que cuando tienen que concretar un modelo territorial apuestan mayoritariamente por el federalismo, sin concretar si debe ser simétrico o asimétrico.
Algunos grupos apuestan por el confederalismo u otras opciones como el concierto económico, la independencia y el federalismo ibérico, aunque estas opciones no son las mayoritarias.
Estas ideas surgidas en los círculos no persiguen fijar una posición cerrada sobre el proceso soberanista, sino dar un "primer paso para abrir el debate" de cara a la construcción del nuevo espacio político de los 'comunes'.
Otra de las propuestas alumbradas desde los círculos de Podem es que la portavocía del nuevo partido que surja sea coral y esté compuesta por dos mujeres y un hombre, en una clara apuesta por la "feminización".
Podem también aboga por defender el aborto libre, hacer una cuestión de Estado de la lucha contra la violencia machista y apoyar emocional y logísticamente a las personas que se ocupan de feminismo en el Grupo Promotor de la formación.
PODEM NO SE "DISOLVERÁ"
Un 51,36% de miembros de Podem quieren que el partido de los 'comunes' sea un "nuevo espacio político"; un 25,68 apuesta por hacer una coalición de partidos; el 10,05 por ir solos; el 7,15 por un partido único y 5,68 no se posiciona.
"Podem expresa su voluntad de formar parte activa en la creación de un nuevo espacio político, sin disolver la estructura del partido", concluye los podemitas.
El partido morado también quiere que los 'comunes' apuesten por una economía social que vea el sistema capitalista como "un modelo a superar", y también por un Estado del bienestar fuerte a favor de las mayorías sociales.
Según se desprende del trabajo interno de Podem, un 88,13 por ciento de sus miembros avalan que Podem participe en el grupo promotor que se encargará de dar forma al partido de los 'comunes' mientras que el 11,86 preferiría no hacerlo.
Sin embargo, Podem precisa que este grupo promotor tiene que dinamizar los debates sobre la creación del nuevo sujeto político, pero en ningún caso "decidir sobre la hoja de ruta", ni sus órgano de dirección ni sobre posibles listas electorales.
Los miembros de Podem también reclaman al partido de los 'comunes' un código ético con varios puntos clave: la posibilidad de revocar cargos; las listas abiertas en primarias y financiarse de forma independiente renunciando a préstamos bancarios.
Además, reclama que los cargos del nuevo partido tengan una limitación de mandatos --dos máximo o un tercero en "casos excepcionales"-- y la limitación salarial en cargos internos o públicos, que no podrán cobrar más de tres veces el Salario Mínimo Profesional.