Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado del maquinista también recurre para que expertos hagan el nuevo informe sobre evaluación de riesgos

Apafas, como la plataforma, ve "incuestionable" la falta de experiencia en la materia de dos de los tres peritos
El abogado del maquinista que el 24 de julio de 2013 conducía el tren Alvia que descarriló en el barrio compostelano de Angrois ha reclamado al juez que sean expertos en la materia los que elaboren el nuevo informe pericial sobre si hubo o no una correcta evaluación de riesgos en la línea.
El letrado Manuel Prieto ha presentado un recurso en el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, al que ha tenido acceso Europa Press, que va en la línea de lo que también han solicitado las víctimas del accidente ferroviario en el que murieron 80 personas y más de un centenar resultaron heridas.
De esta forma reaccionan las partes que, respectivamente, son defensa y acusación en la causa, después del auto con el que el instructor de la causa, Andrés Lago Louro, solicitó a los tres peritos designados judicialmente un nuevo informe pericial.
Dicho documento deberá servir para determinar si, como planteó la Audiencia Provincial al ordenar la reapertura de la investigación, hubo o no análisis del riesgo en la línea que conecta Ourense con la capital gallega, especialmente en la curva de A Grandeira.
DEFENSA DE GARZÓN
La defensa de Francisco Garzón Amo expone en su escrito que lo apropiado sería solicitar a la Agencia Ferroviaria Europea "su auxilio para que facilite a la causa dos peritos, que se unan al señor Mariñas --el considerado hasta ahora como único perito independiente--".
Si no, propone que "se proceda a la designación, mediante insaculación, de dos peritos con la cualificación y experiencia en materia de evaluación de riesgos en el sector ferroviario que se unan al Sr. Mariñas".
Y es que, según argumenta, Lago Louro "encomienda la nueva pericia, que precisa de unos conocimientos y una experiencia muy concreta y determinada a unos peritos designados anteriormente para otros fines".
Por ello, asevera que el auto "infringe los artículos 456 y 457 de la ley de enjuiciamiento criminal", al encomendar la nueva pericia "a unas personas que no tienen título oficial de la ciencia o arte sobre la pericia que se precisa, ni tan siquiera conocimientos o práctica especiales en la materia específica a peritar".
Tras apuntar que "lo deseable es que los referidos peritos de manera voluntaria y honorable pusieran en conocimiento del juzgado el hecho de que no reúnen los conocimientos técnicos suficientes para realizar la nueva pericial", el abogado admite que duda de que "lo hagan al haber sido impuestos de manera obligatoria por la Xunta de Galicia".
En este sentido, censura "la ignorancia y desconocimiento de la materia de evaluación de riesgos del señor Carballeira", y destaca que "fue reconocida por él mismo al solicitar al Juzgado el asesoramiento de D. Enrique Castillo Ron... especialista en análisis de riesgos".
Por ello, y al recordar que "ha plagiado sin ningún rubor la mayoría de su informe", advierte de que "no es lógico, ni razonable, ni ajustado a derecho, encomendar una pericia para asesorar al Instructor en materia de evaluación de riesgos a quien precisa de asesoramiento en la materia".
En cuanto a Lamela, resalta que "consta, expresado por él mimo, que su ámbito se ciñe al material rodante".
"Los Sres. Carballeira y Lamela tampoco tienen la titulación", según subraya Prieto, "el conocimiento y la experiencia, que es ninguna, para informar sobre la corrección o no de la exportación de riesgos al maquinista o Renfe en los términos que fue efectuada".
Según explica, para esta labor es precisa "una cualificación profesional de experto en materia de factor humano", lo que, según delimita la Agencia Ferroviaria Europea, requiere de dos criterios que ninguno de los dos peritos cumple --titulación y experiencia profesional--.
Al respecto, Prieto llama la atención sobre que dicha agencia "dispone de una lista de expertos en la materia cuya pericial se interesa".
APAFAS
Por su parte, Apafas (la asociación de afectados por el accidente), como la Plataforma Víctimas Alvia 04155, ha registrado también en el juzgado un recurso contra la decisión.
Igualmente, ve "incuestionable" la falta de experiencia en la materia de dos de los tres peritos --Carballeira y Lamela--, y coincide en que la Agencia Ferroviaria Europea "dispone de técnicos especialistas en la materia".
"Esa idoneidad, conocimiento técnico e imparcialidad" la convierten, en su opinión, en "garante como ningún otro para la práctica de la pericia acordada".