Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los independentistas protestas frente a la sede de la CUP

El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha anunciado que se someterá al finalizar el verano a una cuestión de confianza por la decisión de la CUP de no apoyar los presupuestos catalanes, lo que ha provocado una crisis institucional que puede conducir a Cataluña a una nueva cita con las urnas. Poco después de conocerse un grupo de independentistas simpatizantes de Junts Pel Sí se ha dirigido a la sede de la CUP en Barcelona para mostrar su decepción por el comportamiento de la formación anticapitalista. Junto a un collage formado con letras de colores en el que se leía 'Decepción', quienes protestaban han escrito en cartones palabras como 'Traidores', 'Malcriados' o 'Vergüenza' dirigidas a los miembros de la CUP. Si fracasa la cuestión de confianza de Puigdemont, los catalanes tendrían que votar a finales de año y sería la cuarta vez en seis años.