Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez rechaza dejar en libertad a un 'ultra' del Betis por una supuesta agresión homófoba

La Fiscalía de Sevilla pidió mantenerlo en prisión por la "gravedad" de la agresión, "absolutamente infundada"
El juez de Instrucción número 2 de Sevilla ha rechazado dejar en libertad a un aficionado 'ultra' del Real Betis Balompié, identificado como M.H.P., encarcelado por una presunta agresión homófoba ocurrida el pasado mes de octubre de 2016.
En un auto fechado el 5 de enero, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez instructor rechaza así el recurso que interpuso la abogada de M.H.P. contra la resolución en la que denegó la puesta en libertad del investigado, al que se atribuyen presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa y de atentado a agente de la autoridad.
La Fiscalía de Sevilla solicitó mantener en prisión provisional, comunicada y sin fianza al investigado debido a la "gravedad" de la agresión, "absolutamente infundada" y "al parecer no precedida por ninguna discusión previa".
Por todo ello, el juez rechaza el recurso de reforma interpuesto por la letrada del investigado contra el auto de 22 de diciembre de 2016 por el que se denegó la solicitud de libertad planteada y confirma así su situación de prisión provisional sin fianza, todo ello en un auto que es recurrible ante la Audiencia Provincial de Sevilla.
Los hechos ocurrieron el pasado mes de octubre, cuando el detenido propinó un puñetazo en la cara a la víctima en una zona de ambiente gay del centro de la capital hispalense al creer, supuestamente, que era homosexual, aunque el perjudicado confirmó después que no lo es y que fue agredido simplemente porque su atacante pensó que lo era.
Seguidamente, la Policía Nacional abrió una investigación que se prolongó durante un mes y que concluyó con la detención del sospechoso.
En el momento de la detención, llevada a cabo en el centro de la capital hispalense, el sospechoso se resistió a su arresto, en el que tuvieron que intervenir numerosos policías para reducirlo, varios de los cuales resultaron lesionados durante la intervención. La agresión, cabe resaltarlo, no está vinculada a ningún partido de fútbol ni a ningún incidente entre aficiones.