Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los juzgados abrieron medio millón de procedimientos penales menos en 2015, aunque se llegó a los 3.649 millones

Se abrieron 1.876 causas por homicidio, mientras que los delitos contra la libertad sexual fueron 1.635 y contra menores otros 562 El tiempo medio entre la interposición de un recurso contra una sentencia y su resolución en 2015 fue de 159 días
Se abrieron 1.876 causas por homicidio, mientras que los delitos contra la libertad sexual fueron 1.635 y contra menores otros 562
El tiempo medio entre la interposición de un recurso contra una sentencia y su resolución en 2015 fue de 159 días
La Fiscalía impulsó a lo largo de 2015 un total de 3.649.253 de diligencias en el ámbito penal que dieron lugar a otros tantos procedimientos abiertos en los juzgados españoles según refleja la última memoria de la Fiscalía General del Estado dada a conocer con motivo del acto de Apertura del Año Judicial. El descenso en el número de asuntos respecto a 2014, que es casi de medio millón, debe atribuirse a las últimas reformas legislativas.
De estos datos se deduce que a lo largo del pasado año se incoaron 498.526 procedimientos penales menos que en 2014, lo que representa casi un 10 por ciento menos en total. Por lo que se refiere a los tiempos de la Justicia, la Memoria constata que el tiempo medio entre la interposición de un recurso contra una sentencia y su resolución en 2015 fue de 159 días
Las causas de este descenso de causas se debieron, según se explica en el documento, a la despenalización de algunas conductas que hasta el 1 de julio de 2015 eran constitutivas de faltas y en menor medida a la entrada en vigor, en fecha 6 de diciembre de 2015, de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) sobre el nuevo régimen de remisión de atestados sin autor por la policía a los juzgados.
Como consecuencia de esta reforma y desde la fecha indicada dejaron de tener entrada en los juzgados los atestados sin autor que con la legislación anterior daban lugar a la incoación de diligencias previas que eran archivadas, generalmente, en el mismo día de la guardia.
CIFRAS DE CRIMINALIDAD
En el epígrafe de delitos contra la vida, la Memoria destaca las cifras de procedimientos por asesinatos y homicidios dolosos, así como de los imprudentes, que fueron un total de 1.876 durante el pasado año, una cifra notablemente superior a la de 2014, cuando se registraron 1.245 de estas causas.
En el caso de los delitos contra la integridad física (lesiones) las cifras de incoaciones son muy elevadas, en total 716.037, habiendo descendido en las dolosas ordinarias un 3,31 por ciento y aumentado en las imprudentes en un 5 por ciento y en las cualificadas en un 5,52 por ciento. Muchas de estas lesiones son accidentales o fortuitas y por tanto desprovistas de trascendencia penal, advierte la Fiscalía en su memoria.
En todo caso, el Ministerio Público destaca en este aspecto que a lo largo de 2015 el grupo de delitos contra la vida descendió en un 10 por ciento en términos generales y el de los delitos contra la integridad física apenas se incrementó en un 3 por ciento. Por número de sentencias dictadas en toda España, 406 lo fueron por diferentes tipos de homicidio, 171 por asesinatos y 305 por homicidio imprudente.
En lo referido a los delitos contra la libertad, durante el año pasado se registraron 200 procedimientos por detención ilegal (25 más que el año anterior), 28 de secuestro (frente a los 19 de 2014) 932 de amenazas y 1.357 de coacciones.
CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL
Sobre los delitos contra la libertad sexual, la Fiscalía reconoce en su Memoria que estas conductas "suponen uno de los ataques que mayor desasosiego provoca para la población, dado el gran contenido de violencia que conllevan y la naturaleza tan íntima de la parcela del bien jurídico que se ataca", además de reconocer que "precisamente por suceder en la intimidad, el índice de impunidad suele ser muy elevado".
Del total de delitos de este tipo calificados por los fiscales durante 2015, 1.635 fueron contra mayores y 562 contra menores. Se incrementaron las agresiones sexuales contra menores -87 procedimientos calificados contra los 79 de 2014-, y por abuso -379 frente a los 310 del año anterior-. El incremento es según la Fiscalía del entorno del 10 por ciento, si bien fueron menos las acompañadas de acceso carnal -32 frente a 55-.
Respecto la violación de personas mayores de edad, el aumento se produjo sobre todo en los delitos de abuso sexual -941 procedimientos incoados- mientras que las violaciones siguen en descenso habiéndose abierto 821 causas en 2014 frente a las 985 registradas hace dos años. Las cifras de abuso, tras un ligero descenso en 2014 volvieron a las cifras de hace dos años -se abrieron 941 causas por este delito-, mientras que se calificaron 72 causas por acoso sexual en todo el año.
PATRIMONIO
Los delitos contra el patrimonio fueron los que dieron lugar a mayor número de incoación de diligencias previas, con un 48 por ciento de las incoadas en total.
Los gráficos facilitados por la Fiscalía reflejan que los más habituales son los robos con fuerza -se incoaron 15.440 procedimientos-, seguidos de los robos con violencia, por los que se abrieron 7.212 causas instadas por la Fiscalía.
En el año 2015, las dilaciones que se siguen produciendo en estos procedimientos fueron muy elevadas, siguiendo la tónica de años anteriores, según constata la Los dos momentos en que se detectan dilaciones son por un lado el tiempo que permanece un procedimiento en el juzgado desde que se califica hasta que se remite al Juzgado de lo Penal o la Audiencia para su enjuiciamiento, y por otro el tiempo que media entre la recepción del procedimiento por el órgano sentenciador, el señalamiento para juicio y su efectiva celebración.
Como observa la Fiscalía en relación con las calificaciones formuladas por los Fiscales -que dan la visión de los asuntos que realmente llegan a juicio-, el grupo más numeroso fue el relativo a los delitos contra la vida e integridad física que dio lugar a 170 el 42 por ciento de acusaciones en este procedimiento (el año anterior el 41 por ciento) y dentro de ellos los más numerosos los de homicidio y asesinato con 75 y 125 calificaciones respectivamente.
Los delitos contra la administración pública dieron lugar a 66, el 18 por ciento de calificaciones, siendo los más numerosos de esta clase los delitos de malversación con 32 calificaciones.
Otros delitos significativos en el ámbito de este procedimientos fueron los delitos contra la inviolabilidad del domicilio (allanamiento de morada) con un total 21 calificaciones y los delitos contra la seguridad colectiva, de los cuales la casi totalidad lo fueron por delitos de incendios forestales con 24 calificaciones los delitos de omisión de socorro, con 12 calificaciones representaron el 3 por ciento de las calificaciones presentadas en total.
JUICIOS
En el año 2015 el Ministerio Fiscal asistió a la celebración de 412.622 juicios, que se distribuyeron entre 195.501 juicios de faltas, 160.331 juicios ante los juzgados de lo Penal y 8.835 ante las salas penales de las Audiencias Provinciales. Y por delitos leves un total 47.951 desde 1 de julio de 2015, fecha de entrada en vigor de la reforma de la LeCRIM.
En el año 2014 el número de total de juicios a los que asistió el Fiscal fue de 475.956, produciéndose en el año 2015 un descenso en la asistencia a juicios del 13 por ciento motivada por la derogación de las faltas que generaba un ingente volumen de señalamientos que finalizaban en el casi 50 por ciento en sentencias absolutorias.