Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El excontable de Nóos desvincula a la Infanta de las actividades del Instituto

El excontable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, ha desvinculado a la Infanta Cristina de las actividades desarrolladas por la entidad, aseverando que, pese a que junto al que fuera secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, formaba parte de la Junta Directiva, no desarrollaba labor alguna en la asociación. No obstante, Tejeiro si ha señalado que la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin cargaron a la mercantil de la que ambos son propietarios, Aizoon, facturas de sus escoltas y otras de ámbito personal.

A preguntas del fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, durante el juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, Tejeiro ha señalado que la hermana del Rey Felipe VI, socia junto a su marido de la empresa Aizoon -una de las mercantiles 'pantalla' que integraban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres para desviar fondos públicos-, nunca le entregó ninguna factura ni le dio orden alguna.
Es más, ha recordado haberla visto "sólo dos veces": la primera cuando fue a las oficinas del Instituto a buscar a su esposo, y la otra "cuando me invitaron al cumpleaños" del exduque. El acusado ha incidido que no tuvo contacto con ella más allá de esas dos ocasiones.
Preguntado por la composición de la Junta Directiva de Nóos, Tejeiro ha precisado que junto a la Infanta y García Revenga formaban parte de la misma los propios Urdangarin, Torres y el secretario de la entidad, Miguel Tejeiro.
En el caso de Revenga, ha manifestado que no desarrollaba ningún trabajo en la asociación y "en el despacho no estaba nunca". Según ha recordado, tan sólo le vio en una ocasión con motivo de uno de los foros Valencia Summit organizados por el Instituto.
El exsecretario de las Infantas fue imputado durante la instrucción de la causa después de que Torres aportase varios correos. entre los que consta uno en el que el exduque le indicaba dónde debía ingresar su esposa, Doña Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.
En un breve email se limitaba a señalar a García Revenga que "las transferencias que le ingresan a Doña Cristina correspondientes a sus honorarios de Zarzuela deberían ingresarse a partir de enero en esta cuenta", indicando a continuación el número de la cuenta bancaria.
Es más, en otra de las correspondencias, fechada el 7 de julio de 2003, el marido de la Infanta Cristina desplegaba la confianza que tenía en García Revenga con frases como "Qué tal Carlos, cómo te ha ido el finde... Nosotros bien, en Palma te puedes imaginar lo a gusto que hemos estado. Playa, piscina, heladito en Portals, parque... Vaya, que completito".
Gastos personales cargados a Aizoon
Tejeiro si ha señalado que la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin cargaron a la mercantil de la que ambos son propietarios, Aizoon, facturas de sus escoltas y otras de ámbito personal como si de gastos de empresa se trataran, con el objetivo de inflar estos de cara a su posterior desgravación ante Hacienda.
El inculpado ha detallado, a preguntas de la abogada del sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que los propios escoltas, como si fueran "mensajeros" le llevaban sobres con los gastos para que estos pudieran ser facturados a través de Aizoon, una de las sociedades 'tapadera' que integraban el entramado urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres para apoderarse de los fondos de las Administraciones públicas con las que contrataban.
"Parecía que los escoltas adelantaban los gastos para su posterior pago a través de Aizoon", ha relatado Tejeiro, quien ha señalado que también se encargaba de esto la secretaria de Urdangarin, Julita Cuquerella, a quien posteriormente "yo le daba el dinero".
No obstante, ha precisado que había gastos que "no tenían sentido y no los daba por buenos", como algunos relativos a ropa y peluquería. Según ha apuntado, Aizoon contaba con dos visas, una a nombre de Urdangarin y otra, de la Infanta, a quien previamente, a preguntas del fiscal Pedro Horrach, ha desvinculado de las actividades llevadas a cabo por el Instituto Nóos.