Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de cada 10 jóvenes se emancipa, la cifra más baja desde 2002

Menos de 2 de cada 10 jóvenes se emancipa, la cifra más baja desde 2002Gtres

El número de jóvenes que se emancipan ha descendido notablemente y se ha anclado en una de las cifras más bajas desde 2002. Las principales causas de que solo 2 de cada 10 jóvenes puedan abandonar el domicilio familiar son la precariedad laboral, más del 90 por ciento de los contratos son temporales y los bajos sueldos con los que no se puede hacer frente al alquiler.

El último boletín del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE), señala que menos de dos cada diez jóvenes en España (19,5%) se marcha de casa de sus padres para vivir por su cuenta, el dato más bajo desde 2002,
El documento advierte de la caída del 5,26% en la tasa de emancipación de las personas de 16 a 29 años respecto al año anterior y esto es debido a la "frágil" situación del mercado laboral y un sector de la vivienda "totalmente inaccesible".
Más del 90% de los contratos temporales
Una de las principales causas, y como señala el CJE, es la “precariedad laboral” por la temporalidad, parcialidad y sobrecualificación. La tasa de paro entre los menores de 30 años alcanza el 31,6%.
El 92,2% de las nuevas contrataciones a jóvenes de 16 a 29 años fueron de carácter temporal. Los contratos indefinidos a jóvenes solo representan el 7,8 por ciento. Así, el 57,1% de la juventud está empleada de forma temporal y señalan que el 55,2% desempeña trabajos por cuenta ajena de menor cualificación a la que realmente posee.
El 70% del sueldo para el alquiler
Una persona joven debería destinar el 57,9% de su salario para poder adquirir una casa en propiedad. Si se opta por el alquiler, una persona joven necesita el 69,3% de su sueldo para hacer frente a la cuota mensual. Con un salario medio que ronda los 800 euros, la compra, y aún más el alquiler, están por encima del llamado ‘umbral de sobreendeudamiento’. Sólo el 10% con mayores salarios de la juventud trabajadora puede comprar una vivienda.