Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional resta importancia a la detención de los supuestos terroristas

Los dos presuntos islamistas detenidos este martes en Murcia y en Zaragoza se habrían radicalizado en los últimos tiempos y accedían a páginas radicales yihadista, pero por el momento no existen indicios de que pertenecieran a una célula de Al Qaeda, según han informado fuentes jurídicas.

La detención de los dos presuntos islamistas ha sido ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.
Según estas fuentes, los detenidos no tienen ninguna vinculación con los atentados de Boston (Estados Unidos).
Al parecer, se habrían radicalizado en los últimos tiempos. Sin perjuicio de que puedan aparecer nuevos datos, por ahora no existen pruebas de que pertenecieran a una célula de la red terrorista Al Qaeda. Comparecerán el próximo jueves ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.
Por su parte, el Ministerio del Interior ha señalado que los dos detenidos son magrebíes y "presuntos integrantes de una célula radical afín a la red de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI)" y tenían un perfil similar al de los dos terroristas de origen checheno autores del atentado de la maratón de Boston.
Interior ha precisado que se trata de Nou Mediouni, de origen argelino y detenido en Zaragoza, y Hassan el Jaaouani, de origen marroquí y detenido en Murcia.