Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras la investidura fallida, ¿ahora qué?

Las dudas que planean en el horizonte se multiplican:¿Habrá nuevas elecciones?¿Conseguirá Rajoy apoyos que hasta ahora no ha tenido, como el del PNV?¿Forzará Ciudadanos que Rajoy dé paso un atrás y renuncie a ser él el candidato?¿Intentará Sánchez formar el que llama gobierno del cambio con Podemos y los partidos nacionalistas e independentistas? Lo primero es saber quién será el nuevo candidato. Puede repetir Rajoy o puede volver intentarlo Sánchez. O puede incluso que ninguno de los dos suba ya a la tribuna para pedir la confianza de la Cámara. En la bancada de los populares lo tienen claro. Aunque una cosa es ser el candidato del partido y otra presentarse ante la Cámara . Y tampoco basta con el abrazo de los suyos, necesitará el apoyo de otros grupos parlamentarios y Rivera ha abierto una puerta para echar a Rajoy. Por su parte, Sánchez abrió otra, ambigua. Por eso algunos no se dan por enterados. Y otros, posibles aliados, retan a Sánchez. No está nada claro que los socialistas vayan a querer tomar estas manos y es probable que cualquier acuerdo deba esperar al resultado de las elecciones vascas y gallegas, aunque no con muchas garantías. Así las cosas, sólo tenemos claro el calendario. Tras la comunicación al Rey de la fallida investidura, el monarca puede iniciar la ronda de consultas, previsiblemente lo  hará tras las elecciones del 25S. Y si termina octubre sin candidato, el 31 se disuelven las Cortes y el 1 de noviembre se convocan elecciones. Eso sí, con una posible reforma exprés de la Ley Electoral que permita adelantarlas una semana, al 18 de diciembre.