Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La infanta Cristina ingresa los 580.000 euros en otro número de cuenta por error

Infanta Cristina continúa imputada por delito fiscalGTres

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha señalado este martes en una providencia que no se puede tener por consignados los 587.413 euros depositados por la Infanta Cristina en el marco del caso Nóos, al apuntar que ésta ingresó el dinero por error en un Juzgado de Barcelona tras confundirse de número de cuenta.

Se trata de la cantidad que solicitó para ella la Fiscalía Anticorrupción al considerar que la hermana del Rey Felipe VI se habría lucrado de los fondos supuestamente defraudados por su marido, Iñaki Urdangarin, en el marco de la trama empresarial urdida en torno al Instituto Nóos.
En su resolución, el magistrado comunica a la defensa de la Infanta que "no es posible tener consignada la cantidad que se dice pues, al parecer por error del consignante", ha sido depositada en una cuenta distinta a la del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma. Más en concreto, en la del Juzgado de Primera Instancia número 15 de Barcelona.
La cantidad responde, en concreto, al supuesto fraude del que se habría beneficiado a través de Aizoon, empresa propiedad al 50 por ciento de los Duques y que de forma presuntamente irregular se nutrió de más de un millón de euros de la trama Nóos. Con su sociedad, Urdangarin defraudó hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF de 2007 y 2008.
Anticorrupción sostiene que no existen sobre ella indicios de haber cometido delito alguno, si bien señala que ésta habría obtenido un aprovechamiento ilícito del dinero que su marido defraudó a Hacienda a través de la anterior mercantil 'pantalla'.
Por el contrario, para Manos Limpias, única acusación que reclama pena de cárcel para la Duquesa -ocho años de prisión-, el papel de ésta fue imprescindible para que su esposo pudiera defraudar al fisco facturando a través de Aizoon, como si de rendimientos de actividades económicas se tratasen, las retribuciones que cobró de numerosas entidades privadas de las que era consejero asesor, y de este modo tributar menos en su declaración de la renta.
Por otro lado, el abogado de la infanta, Miquel Roca, ha considerado que el juez del caso Nóos sólo tiene la posibilidad de sobreseer la causa sobre la la hermana del rey. "De acuerdo con la ley sólo existe una posibilidad, y es que el juez acepte la petición de sobreseimiento", ha asegurado antes de señalar que confía en que se haga justicia en la inauguración del Congreso Universitario sobre la Mancomunitat de Cataluña en la Facultad de Derecho de la UAB.