Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más impuestos sobre el tabaco y el alcohol para mejorar la financiación de la Sanidad

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención en la conferencia política del PSOEEFE

Rubalcaba expone los puntos de su programa para financiar la Sanidad

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto subir un 10% los impuestos del tabaco y del alcohol, excluyendo el vino y la cerveza, para contribuir a mejorar la financiación sanitaria. Además, Rubalcaba ha propuesto eliminar las exenciones fiscales a las empresas que contratan seguros privados para sus trabajadores.
Con la subida de los impuestos del tabaco y alcohol, Rubalcaba ha estimado que el Estado recaudaría 1.000 millones de euros, la mitad del déficit que, según sus estimaciones, tendrá el sistema sanitario en 2012, según ha explicado durante su intervención en un foro sobre sanidad en el marco de la Conferencia Política de la que saldrá la base del programa electoral del PSOE.

Junto a la subida de estos impuestos, el candidato ha propuesto eliminar las exenciones fiscales a las empresas que contratan seguros privados para sus trabajadores, lo que permitiría recaudar otros 300 millones.
Rubalcaba ha subrayado que el Gobierno acaba de hacer una reforma por la cual "todo el mundo está ya cubierto" por la sanidad pública, de manera que no tiene sentido incentivar fiscalmente la sanidad privada.

En tercer lugar, ha propuesto mejorar la gestión de cobros por parte de la sanidad pública, por un lado para que las mutuas aseguradoras -de accidentes laborales o de tráfico-- paguen "del todo" las prestaciones que aseguran -y que cobran por ello a sus asegurados-- y por otro para que los sistemas sanitarios de otros países europeos paguen por las prestaciones que reciben en España sus nacionales.

Rubalcaba ha dejado claro que no se refería a los europeos empadronados sino a los que "vienen y van". Según el candidato, "sin un gran esfuerzo" esta mejora en la gestión de los cobros permitiría recaudar 700 millones de euros.