Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia y la Policía acorralan al PP por sus presuntos casos de corrupción

Las investigaciones de jueces y policías han llevado al PP a vivir en las últimas horas un verdadero calvario judicial como consecuencia de los diferentes casos de presunta corrupción en los que estaría implicado como formación o por la responsabilidad de algunos de sus dirigentes.La detención este miércoles de Ignacio González, expresidente de la comunidad de Madrid se suma a la citación el martes como testigo de Rajoy por la trama Gürtel o la caja B del partido, o la de Esperanza Aguirre que el jueves testificará ante el juez que investiga al grupo liderado por Francisco Correa. Sin olvidar que Cristina Cifuentes acudirá previsiblemente hoy ante el juez para reiterar la denuncia que originó la detención de González.

Desde 'Génova' se quiere mostrar tranquilidad ante la presión de jueces y policías que investigan los sumarios por corrupción política y económica en los que el PP estaría implicado. Su coordinado general, Fernando Martínez-Maillo, aseguraba que su formación afronta "con mucha tranquilidad" la citación de Rajoy a declarar en el juicio por la primera época de Gürtel: "Sinceramente, creo que no tiene nada que ocultar pero tampoco nada nuevo que aportar".
De hecho, cree que la acusación popular ejercida por la Asociación de Abogados Demócratas (ADADE) "ha inducido a un supuesto error" al tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso en su petición de comparecencia de Rajoy, porque Rajoy no tenía responsabilidad en esas campañas.
El PP suspende la militancia de González
La detención este jueves de Ignacio González, expresidente de la comunidad de Madrid y del Canal de Isabel II por su gestión al frente de esta empresa pública, ha tenido una rápida reacción en el PP al suspender al detenido de forma provisional de su militancia en el partido.
Desde el Gobierno, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha querido destacar la "normalidad" con la que se contempla este nuevo golpe a la linea de flotación del PP en temas de corrupción al señalar que la operación de la Guardia Civil por presunta corrupción el Canal de Isabel II-- en la que se ha detenido a González-- es una evidencia de que "las instituciones funcionan y son la mayor garantía de que no hay impunidad".
Con todo, ha dicho que desde el ministerio son "respetuosos" porque es "un asunto que está judicializado y se instruye en el juzgado número seis de la Audiencia". "Por tanto, en ese marco hay que tener centrado el tema", ha remachado.
Aguirre, la siguiente ante el juez
Pero la sombra de la corrupción que presuntamente rodea al Partido Popular no se queda en estos dos casos. Este jueves, está previsto que Esperanza Aguirre, expresidenta de la comunidad de Madrid y portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital, declare en calidad de testigo por la trama Gürtel.
Aguirre acudirá así ante un juez solo horas después de la detención de su sucesor en la comunidad de Madrid, Ignacio González, por un presunto caso de corrupción, y la citación de Rajoy también como testigo para que declare sobre lo que sabía de Gürtel y la presunta caja B de su partido.
Así, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargado de juzgar a los 37 acusados por la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005), escuchará como testigo a la expresidenta madrileña sobre el fraccionamiento de las facturas de los servicios prestados por las empresas del 'cabecilla' de la red corrupta, Francisco Correa, cuando ésta dirigía la región.
Aguirre comparecerá bajo la circunstancia de lo que "pueda aportar sobre los hechos" en cuestión y no por su condición política, según subrayó el tribunal en el auto en el que se aceptó esta testifical solicitada por la Fiscalía. La también expresidenta de los 'populares' madrileños aseguró el pasado 27 de marzo que irá a declarar "con muchísimo gusto" y que "dirá todo lo que sabe", al que igual que hizo en 2013 durante la instrucción del caso.