Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El futuro de los duques de Palma, en juego

Será el final a tres años de investigación, con decenas de registros y centenares de interrogatorios, algunos convertidos en auténticos acontecimientos internacionales. Precisamente, el futuro penal del matrimonio de los duques de Palma está en juego. El juez Castro establecerá en un auto cuáles son los hechos delictivos en el caso Nóos y quiénes son los responsables. Los hechos están claros: diversas administraciones contrataban a dedo al Instituto Nóos de Iñaki Urdagarín y Diego Torres y éstos, presuntamente, cobraban de forma desproporcionada sus servicios. Para justificar los costes, supuestamente falsificaban y manipulaban las facturas. Los beneficios ilícitos, a su vez, eran desviados a un entramado de empresas. Una de ellas, Aizón, propiedad a partes iguales de Urdangarín y su esposa. El magistrado establecerá quiénes son los que se sentarán en el banquillo, entre ellos, los Duques de Palma y el expresidente balear Jaume Matas.