Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los funcionarios catalanes, escandalizados, por las amenazas de sanción si no apoyan la independencia

La Generalitat de Cataluña intenta apagar el fuego prendido por el cantautor LLuis Llach. El diputado de Junt Pel Sí sugiere que los funcionarios que incumplan la ley de desconexión soberanista serán sancionados. Una amenaza directa, entre otros, a la policía. Ahora, el gobierno catalán ha matizado que protegerá a sus funcionarios, pero evita criticar a Lluis Llach. Los funcionarios lo consideran "escandaloso".