Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional revoca los procesamientos del 'caso Faisán' porque no hay "indicios suficientes de delito"

Los 14 magistrados acuerdan por unanimidad devolver la causa al juez Ruz

El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado revocar parcialmente el auto de procesamiento contra los imputados en la causa en la que se investiga el chivatazo a ETA que se produjo el 4 de mayo de 2006 en el bar 'Faisán', al entender que no hay "indicios suficientes" que lo justifiquen, informaron fuentes jurídicas.
Los 14 magistrados que componen este órgano han acordado, por unanimidad, estimar parcialmente los recursos de apelación presentados por las defensas de los procesados y devolver la causa al juez instructor, Pablo Ruz, para que amplíe la investigación y realice más diligencias.

El tribunal no entra en la calificación jurídica de estos hechos y, por lo tanto, no se pronuncia sobre si estos pudieron constituir o no un delito de colaboración con organización terrorista. El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, pidió este martes que la causa se enviara a un juzgado de Irún al entender que los procesados no tenían la intención de "ayudar a ETA" sino que perseguían "otras motivaciones".

En la causa se encuentran procesados desde el pasado 13 de julio el exdirector general de la Policía Víctor García-Hidalgo, que habría ordenado el chivatazo; el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés, que lo habría llevado a cabo; y el inspector José María Ballesteros, que se habría desplazado hasta el 'Faisán'. El juez instructor, Pablo Ruz, cree que el soplo impidió la detención de miembros de la banda terrorista ETA y permitió su financiación a través de la extorsión a empresarios.
Votación muy ajustada
Los 14 magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional han tratado de buscar un fallo de consenso sobre el chivatazo a ETA que contentara a todas las partes tras tantear que la votación sobre la posibilidad de enviar la causa a un juzgado de Irún (Guipúzcoa) iba a resultar muy ajustada, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Las citadas fuentes indicaron que el sector que abogaba por retirar el delito de colaboración con organización terrorista a los tres procesados, encabezado por el presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, y el ponente José Ricardo de Prada, contaba con un máximo de ocho apoyos, por lo que una votación en este sentido habría provocado una imagen de máxima división en el tribunal.

En todo caso, el revocamiento del auto de procesamiento es interpretado como un varapalo al juez Pablo Ruz, que centró su instrucción en la labor que desarrolló el comisario Carlos Germán, jefe del equipo que investigó el aparato de extorsión de ETA y el posterior chivatazo.

En este sentido, durante el Pleno varios magistrados han criticado que el soplo, que se produjo el 4 de mayo de 2006, fuera investigado por el mismo equipo que dirigió la operación policial contra el aparato de extorsión, al considerar que podría haber actuado sin la suficiente objetividad.

Nueva investigación o archivo

La decisión del tribunal, que estima la existencia de "indicios suficientes que revisten los caracteres de delito", obliga al juez Ruz a realizar nuevas diligencias de investigación para mantener el caso o bien archivar la causa por falta de autor conocido, como pidió la Fiscalía en octubre de 2009.

Entre las posibilidades que tiene ahora Ruz se encuentran las de aceptar las diligencias de investigación solicitadas por las defensas de los tres procesados, el exdirector general de la Policía Víctor García Hidalgo; el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés; y el inspector José María Ballesteros.

La defensa de Pamiés, por ejemplo, solicita que se tome declaración a los policías que integraban el equipo de investigación, se analice una nueva franja de llamadas entre los subordinados de Germán, se investiguen los encuentros que el dueño del 'Faisán', Joseba Elosua, tuvo antes del soplo y se anule la conversación en la que aseguraba que su comunicante le dio el chivatazo para "no fastidiar el proceso".

A este respecto, la defensa de Ballesteros presentó al juez una teoría alternativa del chivatazo que apuntaba a que fue realizado por el equipo de investigación dirigido por Germán y que éste se llevó a cabo desde el despacho del juez Fernando Grande-Marlaska.
El PSOE y el PP, enfrentados
El vicecoordinador del Comité Electoral del PSOE, Antonio Hernando, ha pedido al PP que se disculpe por el año que lleva "machacando y laminando a mucha gente" por el denominado caso del chivatazo a ETA tras la de decisión de la Audiencia Nacional de revocar parcialmente el auto de procesamiento contra los imputados en la causa.
El diputado del PP en el Congreso Rafael Hernando ha destacado este miércoles que el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional no ha "archivado" el 'Caso Faisán' porque considera que hay "indicios de criminalidad" en el chivatazo que se dio a ETA en 2006 y ha mostrado su deseo de que el instructor Juan Ruz, al que se ha devuelto la causa, aproveche para citar a declarar al ministro del Interior, Antonio Camacho, y a su antecesor en el cargo y candidato del PSOE a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba.
"Los hechos están ahí, todo el mundo los conoce, y si es necesario investigar más que se investigue más", ha comentado Hernando Europa Press, a la vez que ha pedido que se abran nuevas diligencias sobre la "desaparición" de una de las grabaciones relativas al caso.

Desde su punto de vista, ante la cercanía de las elecciones, la Audiencia Nacional ha optado por una decisión "ecléctica" porque tanto haber enviado la causa a Irún como haberla dejado en Madrid se hubiera prestado a interpretaciones "de tinte político".
Los policías lo celebran
Los dos principales sindicatos policiales el SUP y la CEP han coincidido en celebrar la decisión del Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que ha acordado revocar parcialmente el auto de procesamiento contra los imputados en el caso chivatazo al entender que no hay "indicios suficientes" que lo justifiquen. No obstante, desde ambos colectivos han solicitado a la Justicia que siga investigando los hechos hasta descubrir a los autores.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, ha celebrado que "la Justicia se está imponiendo a las manipulaciones de todo tipo de unos y de otros, mediáticos y profesionales por intereses distintos".

Ha denunciado que "el sumario es una chapuza" y ha invitado a todos el mundo que "se lo lea y se dé cuenta". "No se puede someter a esta tortura a unos policías sólo con elucubraciones, los verdaderos autores del chivatazo siguen sin ser descubiertos", ha añadido.
La AVT levanta dudas
La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha lamentado la decisión de la Audiencia Nacional de revocar parcialmente el auto de procesamiento contra los imputados en la causa en la que se investiga el chivatazo a ETA. "¿Qué pretenden?, ¿esperar a después de las elecciones?", se ha preguntado.

En declaraciones a Europa Press, Pedraza ha recordado que la causa ha tenido un largo recorrido judicial y ha defendido que, si los responsables "no son capaces de acusar a nadie, deberían dimitir". "¿Por qué tienen tanto miedo de que sepamos quiénes son los responsables del chivatazo?", ha preguntado la presidenta del colectivo de víctimas.

"A qué tienen tanto miedo, los españoles nos merecemos una justicia seria y honrada", ha insistido antes de preguntarse si el objetivo era dejar que pasara "el tiempo" y "llegar a este punto sin implicar a quien pudiera estar implicado".