Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La extensión de algunos discursos de los presidentes alarga la primera reunión de la Conferencia

El Senado ha preparado un menú que hace un guiño a los platos y productos típicos de muchas comunidades autónomas
La extensión de los discursos pronunciados por algunos presidentes autonómicos ha alargado la primera parte de la VI Conferencia de Presidentes que se está celebrando en el Senado, por lo que los asistentes a este cónclave han hecho el receso para almorzar con una media hora de retraso sobre el horario previsto.
Poco antes de las diez de la mañana, y tras la habitual foto de familia con el Rey, el presidente Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, los presidentes se han reunido en el Salón de Pasos de Perdidos, donde cada uno de ellos ha expuesto sus prioridades para esta cita autonómica, aunque la intervención inicial y la final ha corrido a cargo de Rajoy.
Según informaron fuentes parlamentarias, en las reuniones preparatorias se había acordado que cada uno de los 15 presidentes autonómicos --Cataluña y Euskadi han sido ausencia-- y de las dos ciudades autonómicas, Ceuta y Melilla, consumieran un tiempo de intervención estimado en unos siete minutos.
Y RUEDAS DE PRENSA DE POR MEDIO
Sin embargo, pocos se han ceñido a ese tiempo. En concreto, sólo lo han hecho los presidentes de Asturias y de Murcia, porque entre el resto de comunidades ha habido quienes que han triplicado el tiempo que se habían dado, entre ellos el gallego, Alberto Núñez Feijóo; la andaluza, Susana Díaz; el cántabro, Miguel Ángel Revilla, o el castellano-manchego, Emiliano García-Page, entre otros.
Y cabe reseñar que algunos de ellos han abandonado por momentos el encuentro matinal para comparecer ante los medios de comunicación y explicar algunas líneas generales de sus discursos, mientras continuaban las intervenciones de sus compañeros de mesa.
Todo ello ha provocado que la reunión de la mañana, que se ha prolongado más de cuatro horas, se haya alargado cerca de media hora, aunque la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que los presidentes habían podido intervenir libremente, sin ningún tipo de límite de tiempo.
JAMÓN DE BELLOTA COMO APERITIVO
En este receso del mediodía, los asistentes a este cónclave aprovecharán para comer en la Biblioteca del Senado. El menú que ha preparado la Cámara Alta para esta jornada parece hacer un guiño a las comidas más típicas de algunas de las comunidades autónomas.
Así, consta de un aperitivo de jamón ibérico de bellota, y de crema de purrusalda, salpicón de pulpo, menestra de verduras y ensalada de capón escabechado, entre los primeros platos, y de delicias de merluza con pimientos rojos y roast beaff de solomillo de choto, entre los segundos.
El postre cuenta con dos degustaciones, pastel de chocolate y macedonia de frutas, más los cafés. Todo ello acompañado con un tinto Rioja Martínez la Cuesta, aguas, cervezas y refrescos.
Tras este parón, los presidentes autonómicos volverán a retomar su reunión vespertina, que de entrada se espera que concluya pasadas las 18.00 horas, en la que ya los diferentes dirigentes comenzarán a debatir sobre cada uno de los asuntos que se han puesto por la mañana encima de la mesa. Al término de la misma, cada uno ellos comparecerá en rueda de prensa ante los medios de comunicación para dar a conocer las conclusiones de esta VI Conferencia de Presidentes.