Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exgerente del Canal de Isabel II dice que por Inassa "no se pagó un euro más" de lo que valía

El actual presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha afirmado este miércoles que cuando era director gerente del Canal de Isabel II en 2001 "no se pagó un euro más" por la empresa colombiana Inassa de lo que valía, intentando desvincular esta compra con la de la filial brasileña Emissao, "que no fue tan transparente, por lo que ha podido leer" y que ha día de hoy pierde 6 millones de euros.
Inassa fue comprada por unos 75 millones de dólares. El juez del caso Lezo, Eloy Velasco, asegura en las diligencias que el expresidente regional Ignacio González "conocía los hechos de la compra fraudulenta y supuesta malversación de fondos públicos empleados en la compra de Insasa y como vicepresidente de la Comunidad y presidente del Canal no los denunció, conociendo su supuesta ilegalidad a través de un determinado informe jurídico".
"La inversión realizada por el Canal, a través de Canal Extensia, rondaría los 100 millones y el valor mercantil, según los investigados, sería muy inferior, cifrándolo en unos 30 millones. Además, Edmundo Rodríguez calificó la operación como un robo de 25 millones", ha añadido el magistrado.
En cambio, durante su intervención en la comisión de Presupuestos y Hacienda en la Asamblea de Madrid, Canalda ha afirmado que es "absoluta y radicalmente falso" que el Canal comprara una empresa por varias veces más de lo que valía. "La Cámara está fiscalizando el Canal. Quiero terminar esta polémica porque no se puede poner en duda la honorabilidad de personas que son inexactas y no son veraces", ha dicho.
El compareciente ha explicado que él llega a la Gerencia del Canal en septiembre de 2001, pocas semanas antes de oficializar la compra de Inassa y después de que los técnicos del Canal llevaran ocho meses trabajando en dicha adquisición, que contó con el aval de tres informes.
El primero, el elaborado por el Canal, que valoraba a la compañía colombiana entre 87 y 101 millones de euros, otra de una firma de abogados, que la cifraba en 97 millones y la del Grupo Roche, que la bajaba a 94. Finalmente, el Canal se hizo con Inassa porque fue la empresa que más dinero puso.
(Habrá ampliación)