Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El "mayor estafador hipotecario de España" se libra de su primer juicio al retirar cargos acusación y por prescripción

El primer juicio al que se ha sometido este miércoles Antonio Arroyo, el llamado por la Policía "el mayor estafador hipotecario de España", ha sido cancelado después de que la acusación particular retirara los cargos y la Fiscalía, al igual que su abogado, alegaran que los hechos de 2009 por el que se iba a sentar en el banquillo de los acusados habían prescrito.
Esta situación ha provocado las críticas de la jueza, que ha manifestado en la Sala que estas circunstancias se deberían haber dirimido en cuestiones previas, para no llegar a celebrarse oficialmente el juicio ni movilizar a tantas personas.
También el abogado de la supuesta estafada ha indicado que "no sabía que esta haciendo allí". Por tanto, a los cinco minutos de iniciarse el juicio se ha dado por cancelado, sin la intervención de Arroyo.
El caso de hoy tuvo su inicio el 5 de noviembre de 2009. Según el primer escrito del fiscal, el encausado entregó a su víctima, María Pilar N. P. en préstamos la cantidad de 6.000 euros en una notaría de la calle Orense de Madrid. Por todo ello, solicitó en su momento una pena de tres años de prisión y la indemnización en la cantidad de 12.000 euros a su víctima. Sin embargo, hoy ha reconocido que el delito ha prescrito.
Tras el juicio, María Pilar no ha querido hablar con la prensa ni ha respondido a las sospechas de haber llegado a un acuerdo económico con Arroyo para retirar los cargos. El prestamista tampoco ha hecho declaraciones a los periodistas, a los que ha llamado "borregos" tras el jucio. A la salida de la Audiencia Provincial, sólo ha dicho que "se le ha quedado el cuerpo con sabor a hiel" y ha negado las acusaciones.
DESAHUCIO EN TETUÁN
También ha negado conocer que el viernes está previsto que se ejecute un desahucio en Tetuán de una casa propiedad de Fabián, una persona que recurrió a sus préstamos y no puede pagarlos. Este hombre, junto a varios personas de la plataforma 'Tetuán Resiste' y 'Stop Desahucios', le han insultado a la salida llamándole "estafador, hijo de puta, ladrón", entre otros improperios. También le han gritado "que tiene las manos llenas de sangre por los suicidios que ha provocado".
El caso de Fabián, que se juzgará en los próximos meses, también es de 2009. Según ha explicado, necesitaba un préstamo de 20.000 euros y que por ello acudió a bancos y otros instrumentos financieros, donde dio documentación, gracias a la cual le llamaron un día del bufete de Arroyo. "A mí me contactaron diciendo que me daban un préstamo. Quedo con una señorita y me explican las condiciones, que no son nada de lo que fueron al final", ha expuesto.
Luego acudió a una notaría para firma. "En la notaría confiamos que darían fe, pero el señor que estaba ni nos leyó el préstamo hipotecario. Sólo leyó la declaración de heredero de mi padre. Del préstamo no nos comentó nada y firmamos una letra cambiaria, que no sabía ni lo que era. Ahora ya lo sé", ha indicado Fabián, que desconocía también que los intereses del préstamos eran de un 29 por ciento.
"Pensábamos que teníamos unos meses de carencia y luego podíamos pagar cómodamente. Pero este señor vende la letra cambiara a un segundo, un abogado suyo también imputado. Luego éste la vende a otro bufete, que es quien me ejecuta, con una deuda final de 51.000 euros, de los que 31.000 son intereses. Es insostenible y no lo podemos pagar", ha reconocido.
Por ello, este último bufete se ha quedado con la propiedad del supuesto estafado, situada en la calle Alfalfa de Madrid. Hace un mes estaba previsto el desahucio de Fabián y de su madre, de casi 90 años, con un 84 por ciento de dependiencia por Alzheirmer. "Agradezco mucho al Samur que subiera e informara a la autoridad que ella no estaba en condiciones de salir de la casa", ha dicho. Entonces el lanzamiento fue postergado un mes, por lo que el viernes podría finalmente materializarse. Fabián cuenta con una solución habitacional alternativa, pero no quiere dejar la casa que ha compartido las últimas décadas con su madre.
También este mediodía ha hecho declaraciones a los medios Carmen, que ha relatado cómo Arroyo fue dándole pequeños préstamos durante tres años hasta alcanzar los 120.000 euros, que luego no pudo devolver. "Nunca me daba lo que yo me pedía y además tenía un porcentaje del 30 por ciento", ha detallado.
Por ello, con el tiempo perdió su vivienda y denunció al procesado por supuestas estafas y engaños en los préstamos, denuncia que fue archivada. "Voy a reabrir el caso. Aquí el problema no es sólo es que hay un estafador, sino que no se hace justicia, porque le tapan y lo apoyan. Él ha utilizado el mismo 'modus operandi'. Hoy me siento mal, impotente y frustrada por lo que ha ocurrido en el juicio. Gracias que hay gente como Fabián, que es un luchador. Con su ejemplo se consiguen las cosas o se deberían conseguir las cosas", ha concluido.
Antonio Arroyo es un viejo conocido de los tribunales, aunque nunca se ha sentado en un banquillo de los acusados. La asociación Stop Estafadores lleva años persiguiendo sus tropelías, que le han llevado a echar de sus viviendas a cientos de ciudadanos. En su caso, representan jurídicamente a más de 500 víctimas denunciantes de sus estafas y diversos juzgados le investigan.
Desde la asociación aseguran a Europa Press que Arroyo es "uno de los mayores estafadores" de España. En 2013, un hombre en Valencia se quitó la vida después de perder su casa y hace dos años, una mujer perdió sus piernas al tirase desde un tercer piso.