Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'errejonistas' condicionan cualquier acuerdo con Iglesias a que pacten previamente la estrategia política de Podemos

"En este caso el orden de los factores sí que altera el producto", asegura el responsable de Discurso, Jorge Moruno
El sector que encabeza el secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, afronta la recta final hacia la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre con la convicción clara de que cualquier tipo de acuerdo con el resto de equipos, incluido el del secretario general, Pablo Iglesias, debe depender de la discusión sobre la estrategia política que se debe fijar en ese congreso de febrero.
De este modo, los llamados 'errejonistas' se han marcado como prioridad diseñar el "rumbo político" que debe tomar Podemos en su nueva etapa y no se plantean cerrar ningún pacto sobre listas para la nueva dirección que saldrá de esa asamblea si este no se sostiene en un acuerdo previo sobre la estrategia política.
"En este caso el orden de los factores sí que altera el producto", asegura en declaraciones a Europa Press el responsable de Discurso del partido morado y uno de los más estrechos colaboradores de Errejón, Jorge Moruno.
El dirigente de Podemos asegura, de esta forma, que es fundamental "dejar claro el orden" del debate que se extenderá a lo largo del mes que queda para el encuentro presencial de Vistalegre, que tendrá lugar entre el 10 y el 12 de febrero, y del que saldrán tanto la nueva dirección como los nuevos estatutos del partido.
"PRIMERO LA ESTRATEGIA, DESPUÉS LA TÁCTICA"
"Primero hay que fijar la estrategia y después la táctica", defiende Moruno, quien sostiene que cualquier negociación con otros equipos como el que lidera el secretario general no debe basarse en un reparto de Secretarías o puestos en el nuevo Consejo Ciudadano Estatal --el máximo órgano de dirección entre asambleas--, sino en el debate sobre el rumbo político.
De este modo, los 'errejonistas' fían cualquier acuerdo de listas a un acuerdo previo sobre la estrategia política. Sí este último no se da, seguirán hasta el final y presentarán sus propios documentos y su propia lista al Consejo Ciudadano, tal y como ya avanzó Errejón. Eso sí, siguen manteniendo su decisión de no presentar candidato a la Secretaría General, un puesto que defienden para Iglesias.
"La Secretaría General de Pablo Iglesias no está en duda", reafirma Moruno. Eso sí, avisa de que "todos los dirigentes se tienen que someter a la militancia" y que, por ello, "todos", incluido Iglesias, deben asumir la pluralidad de la organización que se puso de manifiesto en la votación celebrada en diciembre para fijar las reglas de Vistalegre II, en la que la propuesta de los 'pablistas' obtuvo un 41% de apoyo frente al 39% que consiguieron los 'errejonistas'.
PESOS EQUILIBRADOS
"Existen sensibilidades equilibradas", defiende el responsable de Discurso, reivindicando de esta forma el peso con el que cuentan entre la militancia las ideas defendidas por los 'errejonistas', quienes piden entablar las conversaciones previas en pie de igualdad con los 'pablistas'.
El sector del secretario Político --que niega de este modo ser una corriente "crítica" minoritaria como les definió Iglesias hace un mes-- recuerda además que el 60% de los inscritos del partido que participaron en esa consulta no votaron por las reglas diseñadas por los de Iglesias y que, por lo tanto, sería "deseable" escuchar ese sentir mayoritario.
Es decir, sugieren, como ya hizo Errejón cuando valoró los resultados, la posibilidad de modificar el sistema de votación que se fijó en aquella consulta, a modo de "gesto de apertura" y de búsqueda de una "mayor pluralidad". No obstante, aseguran que el modelo resultante que diseñó el secretario de Organización, Pablo Echenique --el llamado sistema Desborda--, es "legítimo", ya que fue el más votado.
"MAS APERTURA Y PARTICIPACIÓN"
"Madurar como organización es escuchar al 60% de los militantes que quieren más apertura y más participación", insiste Moruno, para añadir que la "mejor forma de salir de disputas internas sobre repartos de tartas es la democracia".
Aún así, el dirigente 'morado' celebra que, tras las 'agitadas' navidades que han sumido Podemos en un duro cruce de acusaciones entre unos y otros, están empezando a "dejar atrás la telenovela". "Lo que le importa a la gente es si puede participar y si Podemos va a mejorar sus vidas", avisa.
Por ello, reclama la necesidad de acabar de una vez con el "culebrón" interno y centrar el debate en "conectar Podemos con España", tanto en lo que tienen que ver con la estrategia política como con el modelo organizativo, que a su juicio tiene que reflejar esa estructura plurinacional que piden para el país.