Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El encargado de las cámaras del Madrid Arena desconocía su ubicación y funcionamiento

Los abogados de las víctimas y de Miguel Ángel Flores llegan al Madrid ArenaEFE

El encargado del control de las 130 cámaras del recinto Madrid Arena durante la noche de la fiesta de Halloween ha declarado este jueves ante el juez Eduardo López Palop que desconocía el funcionamiento de las mismas, así como cuantas había desplegadas en el recinto, una situación criticada por los abogados de las acusaciones particulares al ser "los ojos del evento".

Así lo han manifestado los abogados de las acusaciones particulares al concluir la comparecencia como testigo de Roberto M., empleado de Seguriber que llevaba una semana trabajando para la empresa. En su declaración, según los letrados, ha manifestado que esa noche no vio nada en alusión a las avalanchas que se produjeron en el interior y que provocaron la muerte de cinco chicas.
"Era una persona que estaba de vigilancia pasiva, es decir, que tenía que haber gente de Seguriber que le avisaran y le enfocaran con las cámaras", ha indicado el abogado Abdón Núñez, que representa a la familia de Belén Langdon, a la salida de los juzgados.
"Es tremendo. No vio nada", ha añadido el letrado y ha destacado que se le contrató por parte de Diviertt, la organizadora, para ser "los ojos del evento". "Una avalancha que duró 30 minutos no la vio. No me lo creo", ha reseñado.
En esta línea, la letrada Mª José Siñeriz, que defiende a la familia de Cristina Arce, ha tachado de "lamentable" el hecho de que la persona encargada de controlar las 130 cámaras del recinto no sepa ni siquiera el número que hay ni cómo funcionan.
"Totalmente insuficiente"
Por otro lado, el cabo Juan Hurtado, encargado del dispositivo policial que se desplegó en la fiesta, ha comparecido durante cerca de una hora ante el magistrado y las partes. Según Núñez, habría respaldado la declaración de la oficial de Moncloa y máxima responsable del dispositivo de esa noche, Cándida Jiménez.
En los pasillos, el abogado Felipe Moreno ha detallado que Hurtado habría señalado que le pareció "totalmente insuficientes" los doce agentes que formaban el operativo policial. "Se lo comentó a Cándida y ésta pidió refuerzos. Le dijeron que se apañase como pudiera", ha señalado el letrado.
Asimismo, según Moreno, el mando policial habría insistido en que era la primera vez que agentes de Moncloa acudían a cubrir un evento en la Casa de Campo, ya que en otras ocasiones se encargaba las Unidades Centrales de Seguridad (UCES).
Tras reiterar sus críticas a la especia de auditoria que se está realizando a la gestión de la Policía municipal, el abogado del Ayuntamiento de Madrid, Luis Rodríguez Ramos, ha señalado que Hurtado habría dicho que Cándida no habría pedido refuerzos, ya que el público estaba pacífico.
Respecto a la posible apertura de una pieza separada contra la cúpula policial, Ramos ha reseñado que este extremo "no tiene ningún sentido", ya que a su juicio "no se ha faltado a la verdad". "No se cumplen las modalidades del artículo que recoge la falsedad documental", ha señalado.
Las manifestaciones se produce después de que ayer el magistrado adelantara a las partes que ve causa para abrir una investigación contra el jefe de la Policía municipal, Emilio Monteagudo y otros mandos policiales por presuntamente falsear los documentos que recogen la orden de cambio de nivel de riesgo la fiesta de medio a alto.