Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez: "Tendemos la mano tanto a Ciudadanos como a Podemos”

Pedro Sánchez, entrevistado por Pedro Piqueras en Informativos TelecincoInformativos Telecinco

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE se ha mostrado convencido este martes en Informativos Telecinco a preguntas de Pedro Piqueras de que los ciudadanos, tras el 24M "quieren un cambio a la izquierda y que ese cambio ha de ser estable y coherente". Un giro que quiere liderar y para el que tiende la mano tanto a "Podemos como a Ciudadanos porque creo que nos une a todos las ganas de regenerar la vida democrática y hacer un crecimiento y una recuperación económica justas". Sánchez también ha anunciado que en breve se reunirá en La Moncloa con Mariano Rajoy.

El líder socialista ha asegurado también que van a trabajar por que Ángel Gabilondo sea presidente de la Comunidad de Madrid y ha avisado a Ciudadanos de que van a tener que elegir entre "la Púnica del PP o la ética de un candidato irreprochable" como es, ha dicho, el de los socialistas.
Sánchez ha explicado que, en su reunión con Albert Rivera este martes, no le ha pedido directamente su apoyo al candidato del PSOE en la Comunidad de Madrid, pero sí le ha trasladado que cree que se pueden "entender" no sólo en esta región, sino también en otras instituciones, en ayuntamientos, y en otras comunidades autónomas.
El líder de los socialistas ha explicado que en esta "primera toma de contacto" que ha tenido con el presidente de Ciudadanos, en una reunión de unas dos horas y media en Madrid, han hablado de regeneración democrática. Según ha dicho, el PSOE tiene "elementos coincidentes" con el programa de este partido y cree que ambos partidos se pueden "entender".
Sánchez ha explicado que el PSOE va a trabajar para que Gabilondo sea presidente porque es "la persona independiente, irreprochable, honesta intelectualmente y también desde el punto de vista personal, que necesita una Comunidad como la Comunidad de Madrid, que ha sido azotada por la correa de la Gürtel, de la señora Aguirre, que sigue siendo la presidenta del PP".
Eso sí, ha insistido en que Rivera y él han acordado delegar la negociación de los pactos en sus dirigentes territoriales, de manera que, en este caso, todo el "protagonismo" por parte del PSOE lo tendrá el exministro de Educación.
Según ha dicho, en la reunión de este martes, ambos han hablado de "cuestiones generales", como la reforma de la ley electoral y la lucha contra la corrupción, y le ha explicado cuáles son las "exigencias muy importantes" del PSOE.
Así, y preguntado por el apoyo a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, para que sea alcaldesa de la capital, Sánchez ha asegurado que los socialistas no van a dar "ningún cheque en blanco", aunque compartan con esta candidatura que hace falta un cambio de gobierno y que Aguirre "no sea alcaldesa".
"Pero vamos a ser muy exigentes con las condiciones que vamos a poner encima de la mesa a Manuela Carmena", ha asegurado Sánchez, que ha explicado que sus planteamientos serán en materia de política social, política fiscal y cumplimiento de los objetivos de deuda pública, que en Madrid es muy elevada "por la herencia" de Alberto Ruiz Gallardón. El PSOE, ha dicho, va a pedir que se cumplan y "se dé certeza desde el punto de vista económico a esos pagos del vencimiento de la deuda".
Sánchez, que ha explicado que no conocía a Carmena hasta que se presentó al Ayuntamiento por Ahora Madrid, ha dicho que por los hechos se conocerá a los gobernantes. "Es ahora el momento en que ella tiene que plantear su programa de investidura y tender la mano al resto de formaciones políticas", ha afirmado.
Cree que pablo Iglesias debe "entender" el resultado del 24M
Por otra parte, el líder de los socialistas también ha respondido al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien el pasado fin de semana le pidió "humildad", porque el PSOE sacó en mayo su "peor resultado" desde 1979.
Sánchez ha asegurado que es "muy humilde" y ha defendido que Iglesias debería "entender" el veredicto de las urnas del pasado 24 de mayo, porque los ciudadanos "no han votado ruptura, sino reforma".
Así, se ha dirigido a Iglesias --con quien también habló la semana pasada para emplazarse a una primera reunión-- y le ha avisado de que Podemos va a ser "responsable" de que en diferentes territorios haya gobiernos de progreso, de cambio, o no los haya, y le ha tendido la mano, como también hace con Ciudadanos.
En este punto, Sánchez ha subrayado que el PSOE está en una "situación de centralidad" y puede "pactar con Ciudadanos o con Podemos", aunque hay lugares, como Castilla-La Mancha, donde es "evidente" que la tercera fuerza, "muy minoritaria", que puede permitir "el único cambio posible" al Gobierno de María Dolores de Cospedal es Podemos.
"Creo que la responsabilidad que tiene Podemos es la de apoyar gobiernos de cambio", ha defendido Sánchez, convencido de que hay muchos votantes de este partido que quieren recuperar el sistema nacional de dependencia, apostar por la sanidad pública y por la educación, como quiere hacer el PSOE.
A su juicio, el "enorme desafío" que tiene el partido de Iglesias es "saber interpretar" la conclusión del 24 de mayo, que para los socialistas está clara: "La gente quiere un cambio a la izquierda y que sea estable y coherente".
Y el PSOE, ha afirmado, "está dispuesto a liderar ese cambio" y tiende la mano a los nuevos partidos para que "participen" en él. "Porque nos unen a todos las ganas de cambiar, de regenerar la vida democrática", ha insistido.
Por lo que se refiere a la situación en Andalucía, y preguntado por si considera que fue un error adelantar las elecciones, Sánchez ha defendido que los españoles están cansados del "partidismo", esto es, de que las formaciones políticas antepongan los intereses del partido a los intereses generales.
Así, ha denunciado que el resto de partidos lleven dos meses con un "bloqueo" que impide constituir el Gobierno y ha exigido a PP, Podemos y Ciudadanos que "antepongan los intereses de los andaluces" a los suyos.
Hay que diferencias entre investidura y pactos de legislatura
Sánchez ha hecho hincapié en que de lo que se está hablando ahora es de un acuerdo de investidura, que es "simplemente" dejar a Susana Díaz constituir el Gobierno y ha separado esto de lo que son los pactos de legislatura.
"Una cuestión son los acuerdos de investidura y otra, los pactos de legislatura", ha recalcado, defendiendo que la abstención sólo implica reconocer que no existe un proyecto alternativo al del PSOE.
De esta manera, ha rechazado que recibir la abstención del PP sea equiparable a alcanzar un acuerdo político. Así, y preguntado por la posibilidad de pactar con este partido, Sánchez ha recordado que hace meses le planteó a Mariano Rajoy una reforma de la Constitución y "sólo" recibió "el desprecio, el desdén del presidente del Gobierno, y la callada por respuesta".
Sánchez ha asegurado que el PSOE "siempre ha tendido la mano" al PP en asuntos de Estado --como el pacto antiterrorista que acordaron-- pero ha denunciado que los 'populares' han hecho un "mal uso de la mayoría absoluta" y han "roto" todos los consensos en España.
Cita en La Moncloa
El secretario general del PSOE ha confirmado que se reunirá "en los próximos días" con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ha explicado que le dirá que los cambios que "tiene que hacer" no son de personas, sino de políticas.
Sánchez ha defendido que el mensaje que dieron los españoles en las elecciones del 24 de mayo al jefe del Ejecutivo es que "hay que cambiar las políticas", para hacerlas "más sociales", apostar por un crecimiento "más justo" y plantear una "ejemplaridad que ahora mismo falta en muchas instituciones" del país.
Por eso, Sánchez ha recalcado que no basta con hacer cambios en el Consejo de Ministros. "Flaco favor le hace a la educación de nuestro país si lo que hace es cambiar al ministro Wert por la señora De Cospedal como se rumorea", ha indicado el líder del PSOE, insistiendo en que "lo importante es cambiar las políticas".
"Eso es lo que yo le voy a decir al presidente del Gobierno", ha afirmado. En su opinión, en España hace falta "plantear una agenda de modernización de las instituciones, revitalizar y recuperar mucha de la legitimidad y de la credibilidad perdida por los ciudadanos en las instituciones" y, sobre todo, ha dicho, le "obsesiona" que se plantee "una agenda para el crecimiento justo".
Sánchez ha reconocido que se están viendo "datos positivos" en la economía del país, como consecuencia de mejoras en el entorno internacional, pero ha denunciado que el Gobierno del PP no lo está aprovechando para poner en marcha las "reformas justas" que necesita España.
Así, ha defendido que los datos del paro conocidos este martes -con una caída de 117.985 personas-- son "relativamente" buenos y ha afirmado que el jefe del Ejecutivo "no debería esta tan satisfecho", porque lo que se está haciendo no es crear empleo, sino "trocearlo".
Según ha dicho, si se atiende al número de horas y no de contratos, se verá que desde 2011 se han perdido un millón y medio de ocupados en el país. Lo que ocurre, ha dicho, es que lo que antes era empleo estable ahora es a tiempo parcial.
El secretario general del PSOE ha subrayado además que, del total de desempleados, más de tres millones y medio llevan en el paro más de un año y ha defendido que hay que poner en marcha políticas específicas para las personas de más de 45 años, que están en "plenas facultades laborales" y necesitan el "amparo" de Gobierno para tener una oportunidad laboral.
Sánchez ha denunciado que "por primera vez" en España hay "trabajadores pobres" que no llegan a fin de mes y ha explicado que si tiene "el honor de presidir España" va a dedicar más recursos al sistema educativo, a la formación de los desempleados y la educación de los jóvenes.
Pitada al himno
Pedro Sánchez, ha confirmado este martes que el pasado domingo se puso en contacto telefónico con el Rey Felipe VI para transmitirle su apoyo y el del partido después de la pitada al himno nacional durante la final de la Copa del Rey y ha calificado de "irresponsable" que el Gobierno aproveche esta cuestión "políticamente".
El líder de los socialistas ha cargado contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy por "aprovechar" la pitada --unos hechos ante los que desde luego nos sentimos lejanos, ha dicho-- para sacar un rendimiento político, algo que ha calificado de "irresponsable".
"La mala educación no puede ser sancionada nunca", ha dicho, no obstante, el máximo dirigente del PSOE a nivel nacional después de que se haya planteado la posibilidad de sancionar a los colectivos y organizaciones que promovieron la pitada en el Camp Nou.
Reconducir el problema catalán
Respecto al desafío soberanista, el secretario general del PSOE ha hecho un llamamiento a reconducir el denominado "problema catalán" y ha apostado por, en primer lugar, admitir que se trata de una cuestión no solamente catalana sino también española. "Lo que no se puede hacer es tener la callada por respuesta ante el desafío soberanista por parte de la Moncloa, del señor Rajoy", ha recriminado al Gobierno.
En este sentido, ha abogado por "abrir la reforma constitucional" que dé a España "la oportunidad de revitalizar" el sistema democrático y que sirva de cauce para "recomponer consensos rotos" por culpa de "irresponsables" políticos.
"Hay mucha gente joven que está deseando hacer suya la Constitución votándola", ha apostillado Sánchez, que ha incidido en que esa reforma podría ser aprovechada para introducir en la misma el reconocimiento a una serie de nuevos derechos como el medioambiental, relativos a la sociedad de la información y regenerar así la vida política.