Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mapa autonómico cambia de color

El 24 de mayo arrojó un panorama autonómico inédito: en ninguna comunidad en liza un partido logró mayoría absoluta. "No podemos estar satisfechos", decía el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El Partido Popular teñía de azul la pasada legislatura. 11 regiones, 10 con mayoría absoluta. A partir de ahora, el aspecto va a cambiar notablemente, con un claro retroceso. Además de Galicia, donde no ha habido elecciones, los populares sólo mantendrían Castilla y León, La Rioja, Murcia y Madrid, todas con el apoyo de Ciudadanos. "Tenemos una autonomía plena a la hora de gestionar el pacto, a la hora de ver si sí o si no", nos explica Ignacio Aguado, el diputado y líder de esa formación en Madrid. "La cuadratura del círculo a este tipo de acuerdos que se pueden firmar ahora y que se ha firmado en Andalucía es la exigencia, es cómo se va a rendir cuentas, qué se va a hacer si no se cumple. Y nosotros lo tenemos clarísimo. Aquí en Madrid tenemos la posibilidad real de ejercer presión, ejercer presión hasta las últimas consecuencias". Ciudadanos, clave también en Andalucía. Con otros pactos, con Podemos y fuerzas de izquierda, el PSOE también retendrá Asturias y podrá recuperar Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Baleares y, 20 años después, Comunidad Valenciana, el acuerdo que más le está costando cerrar. "Me preocupa lo que nos podamos encontrar en los cajones y lo que podamos no encontrarnos en los cajones. Sabemos que los últimos años del Gobierno popular han sido una ruina para los valencianos y valencianas. Lo que no sabemos es la dimensión de la ruina", comenta la diputada de Compromís, Mònica Oltra. Y dos cambios más: el Partido Regionalista de Cantabria está ultimando su pacto, como Geroa Bai en Navarra. A partir de ahora, 2 meses de plazo, 3 en la Comunidad Foral, para acordar todos los gobiernos.