Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos censuran que Rivera quiera 'jubilar' a los no nacidos en democracia

Albert RiveraEFE

Cargos del PP, el PSOE, Izquierda Unida y UPyD han coincidido en criticar, en plena campaña electoral, las declaraciones del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, asegurando que la regeneración solo la puede liderar gente nacida en democracia. Un día después Rivera ha matizado sus palabras al asegurar que no pretende excluir a nadie de la política, pero se mantiene en que "para encabezar un cambio" en España y en las alcaldías "es bueno" que gobierne gente que ronda los cuarenta años.

Rivera señaló este lunes que el proyecto de cambio para España solo lo pueden encabezar personas nacidas en democracia, que no tienen "mochilas" y no son quienes han llevado al país a la situación en la que se encuentra actualmente.
Un día después ha matizado en cierta medida sus palabras al asegurar que no pretende excluir a nadie de la política, pero se mantiene en que "para encabezar un cambio" en España y en las alcaldías "es bueno" que gobierne gente que ronda los cuarenta años, con "una pequeña experiencia política y, sobre todo, no han estado gobernando".
CRÍTICAS DEL PP
Las palabras de Rivera han provocado numerosas críticas en las filas 'populares'. Así, el eurodiputado y vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha indicado en su cuenta de Twitter que si para C's la regeneración democrática pasa por los nacidos en democracia, eso "excluye de su proyecto a todos los que tienen más de 35 años".
Más allá ha ido el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, que ha resaltado que cuando Rivera sostiene que "solo los nacidos en democracia son capaces de regenerar España ofende a 25 millones de españoles nacidos antes".
Es más, Hernando ha recordado al líder de C's que eligió en Andalucía como cabeza de cartel a Juan Marín Lozano, que este año cumple 53 años. "Quizás por eso eligió a Marín para que pactara con el PSOE en Andalucía, el partido de los ERE y el fraude de la Formación", ha añadido en su cuenta en la misma red social.
También la alcaldesa de Valencia y candidata del PP a la reelección, Rita Barberá, ha aconsejado al presidente de Ciudadanos "que respete a los mayores y que no se meta con ellos, que son muchos". Así se pronunció este lunes durante una visita al mercado municipal de Algirós.
PSOE, IU Y UPyD TAMBIÉN LO CENSURAN
Desde las filas del PSOE, su portavoz en la Cámara Baja, Antonio Hernando, ha replicado escuetamente con la siguiente frase: "La regeneración el cambio político no es un cuestión de biología, sino de convicciones y de principios".
Más duro ha sido el secretario federal de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López, ha manifestado que las declaraciones del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre los mayores de 1978 son "una tontería" y "una falta de respecto absoluto".
Por su parte, Garzón ha señalado que "lo que necesita" España son "ideas nuevas" y eso no es "sólo una cuestión de edad", porque "podemos encontrar a líderes jóvenes que representan ideas viejas, y ése puede ser el ejemplo muy claro de Albert Rivera".
En parecidos términos se han pronunciado los portavoces de Izquierda Plural, José Luis Centella (IU) y Joan Coscubiela (ICV). A su entender, el problema no es la edad, sino las ideas, que en el caso del partido naranja las califican de "viejas".
Para Rosa Díez, Rivera evidencia su "inmadurez política" al apostar sólo por políticos jóvenes para liderar cambios. "No sé si quiere echar de la vida política, de las instituciones y de la democracia a todas las personas que han construido la propia democracia y a todos los ciudadanos que tienen derecho a elegir y ser elegidos", se ha preguntado la dirigente del partido magenta, para quien la premisa defendida por Rivera es "francamente lamentable".