Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazado el desalojo del edificio okupado por neonazis en Chamberí

Suspendido el desalojo del edificio okupado en Chamberí por la amenaza de suicidio de una personaEFE

Los okupas neonazis de la antigua sede del Ministerio de Trabajo, situada en el número 41 de la calle Bretón de los Herreros de Madrid, han recibido una orden de desalojo del edificio para este viernes a las 10.30 horas, han confirmado fuentes judiciales.

Ante este inminente alzamiento, los ocupantes del llamado Hogar Social Ramiro de Ledesma han publicado un comunicado en el que advierten de que "defenderán con uñas y dientes" el inmueble", al tiempo que llaman a la movilización de los seguidores para protegerlo.
"El Hogar Social no son cuatro paredes, es el espíritu de militancia, de solidaridad. Son más de 10 las personas que duermen allí y más de 150 las que comen todas las semanas gracias al Hogar", han indicado.
Precisamente, estos okupas, de ideología ultraderechistas, son conocidos por dar alimentos a personas necesitadas sólo de nacionalidad española. Así, hacen un reparto de alimentos en la zona una vez a la semana y permiten que duermen algunas personas en el edificio.
Anteriormente, habían okupado otro inmueble vacío en el madrileño barrio de Tetuán, en el que desarrollaron las mismas actividades durante varios meses, hasta que fueron desalojados el verano pasado. Su presencia provocó enfrentamientos con miembros de extrema izquierda.
Tras el desalojo de Tetuán, el Hogar se instaló en un edificio que es propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social --que denunció su usurpación-- y fue adjudicado en subasta pública a un particular privado para construir casas de lujo.
En un auto judicial dictado el pasado 17 de febrero, al que ha tenido acceso Europa Press, el Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid acordó el desalojo inmediato de dicho inmueble porque la imposibilidad de adjudicarlo a la empresa que lo compró "podría causar una gran perjuicio a los intereses de los terceros y en especial para la Tesorería General de la Seguridad Social y los intereses generales".