Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una tesis doctoral demuestra que el relevo generacional es la clave del cambio de voto en Cataluña

Una tesis doctoral, realizada por el profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Oriol Bartomeus, ha demostrado que el relevo generacional ha sido clave para el cambio de voto en Cataluña en los últimos diez años.
El trabajo, que lleva por título 'La influencia del relevo generacional en la transformación del comportamiento electoral en Catalunya', ha analizado series de encuestas postelectorales del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) desde finales de 1992 hasta 2015, divididas cada una en cuatro generaciones: los nacidos el 1939 y antes, 1940-1960 (postguerra), 1961-1975 (del desarrollo) y a partir de 1976 (de la democracia), según ha informado la UAB en un comunicado.
El apoyo a partidos tradicionales como CDC, PSC y PP ha mostrado un debilitamiento continuado del paso de una generación a otra, mientras que otros que han tenido una posición más secundaria así como los de reciente creación su apoyo se ha fortalecido.
Bartomeus ha observado que "el voto de dos generaciones consecutivas en edades similares se siguen percibiendo las diferencias", de esta manera, el voto a CDC no ha aumentado a medida que los electores se han hecho mayores y el de ERC o la CUP, que ha considerado es más propio de jóvenes, no ha disminuido.
En este sentido, ha sostenido que la modificación "del panorama electoral vivido en 2014 está relacionado con el relevo generacional y el hecho que haya crecido el peso de los electores que no han vivido la Transición", por eso ha pronosticado que las formaciones tradicionales vayan perdiendo peso y que los votantes se comporten de una forma volátil.
Otro aspecto que ha destacado en su tesis es el crecimiento de los indecisos y que los votantes se acaban decidiendo en base a aspectos más coyunturales, además ha remarcado que "el nuevo votante es más inestable en su voto, pasando de un partido a otro o de la abstención a la participación con mucha más facilidad que en generaciones precedentes".
Esta tesis pone encima de la mesa "otro factor que ha pasado desapercibido, por falta de datos y porque hasta ahora no se empiezan a tener registros que permiten comparar unas generaciones con otras en edades similares", ha apuntado el docente.