Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sant Boi celebra la festividad con un blindaje policial contra los indignados

Celebración de la Diada de CataluñaEFE

El acto ha finalizado con el canto del himno de Cataluña y un baile de gigantes

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, han presidido este domingo la ofrenda floral a la tumba de Rafael Casanova con motivo de la Diada de Cataluña en un acto que ha estado custodiado por un fuerte dispositivo policial ante la protesta organizada por un centenar de personas de colectivos de indignados, así como de asociaciones de vecinos y de afectados por impagos de hipotecas.
Los Mossos d'Esquadra han cortado los accesos al núcleo antiguo y han organizado un cordón policial en la plaza de Mossén Oliveras, el punto donde tiene lugar el tradicional acto institucional.

Un centenar de miembros de las asambleas de indignados del Baix Llobregat, así como de diferentes entidades como la Federación de Asociaciones de Vecinos del Baix Llobregat, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Sant Joan Despí o la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, han protestado con cacerolas y pancartas en contra de los representantes políticos con gritos como 'Artur Mas, aquí no volverás', 'ladrones', 'chorizos' o 'Menos flores y más profesores', sin que se produjera ningún altercado grave.

El acto institucional se ha iniciado con la izada de la bandera catalana y la interpretación del 'Cant de la Senyera'.

Posteriormente, los representantes políticos y del tejido económico y social de Sant Boi han realizado la ofrenda floral a la tumba de Rafael Casanova ubicada en la iglesia de Sant Baldiri.

Al acto han asistido el presidente Artur Mas, la ministra Carme Chacón, así como el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Área Metropolitana de Barcelona, Xavier Trias; el presidente del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, Joaquim Balsera; el ex presidente de la Generalitat José Montilla, y el alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch.

Bosch ha explicado que la Diada de este año está marcada por la situación de crisis, la reforma constitucional y la polémica sobre la inmersión lingüística "que hacen que tenga todavía más un tono reivindicativo".

El alcalde de Sant Boi ha dicho que "hay que escuchar a todo el mundo" y buscar "puentes de diálogo para salir adelante", y ha pedido que sea una Diada "tranquila" de la que "salgamos fortalecidos".

El acto institucional de la Diada en Sant Boi ha finalizado con el canto del himno de Cataluña y un baile de gigantes.