Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macrooperación contra la pornografía infantil con 56 detenidos en toda España

Agentes de la Policía Nacional han detenido en diversos puntos de España a 56 pedófilos por distribuir a través de Internet imágenes de abusos de extrema gravedad a menores de muy corta edad, según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía. Entre los arrestados está el conserje de un colegio de Coruña que, precisamente hoy iba ser juzgado por grabar a menores.

Hay otras tres personas investigadas, aunque no detenidas. Los agentes han practicado 39 registros domiciliarios, se han incautado de numerosos ordenadores, más de 173 discos duros y 614 discos compactos y DVD's con varios gigas de fotografías y vídeos ilícitos protagonizados por niños y niñas. También se han intervenido dos revólveres, uno de ellos con el cañón modificado, en uno de los registros efectuado en Murcia.
Las detenciones se han practicado en las provincias de Madrid (11), Barcelona (8), Baleares (4), Valencia (3), Zaragoza (3), Alicante (3), La Rioja (2), Cantabria (2), Almería (1), Burgos (1), Murcia (1), Teruel (1), A Coruña (1), Pontevedra (1), Lleida (1), Girona (1), Guipúzcoa (1), Tenerife (1), Cádiz (1), Tarragona (1), Vizcaya (1), León (1), Valladolid (1), Huelva (1), Toledo (1), Sevilla,(1), Málaga (1), Ciudad Real (1).
Según ha informado la Policía Nacional, los arrestados compartían los archivos con material pornográfico infantil a través de redes Peer to Peer --P2P--, uno de los sistemas más utilizados para intercambiar este tipo de contenido delictivo.
La investigación, que se ha prolongado durante año y medio, se ha convertido en uno de los operativos más importantes contra la distribución de material pedófilo este año, tanto en número de detenidos, como en volumen de archivos pornográficos de niños y niñas compartidos.
A principios de 2015 los agentes comenzaron a rastrear una red P2P para identificar a usuarios que pudieran estar distribuyendo material pornográfico de menores en Internet. Una vez monitorizada la red, los investigadores realizaron un análisis de la información generada y lograron identificar a 73 usuarios de interés pedófilo ubicados en España. También se pudo determinar que algunos de los investigados ya habían sido detenidos con anterioridad por hechos de idéntica naturaleza en el marco de otras investigaciones.
EL CONSERJE DE UN COLEGIO, CON ANTECENDENTES
El juicio contra el conserje del colegio Liceo La Paz de A Coruña por grabar a menores ha sido suspendido después de que haya sido detenido dentro de esta macrooperación.
 La sesión ha quedado suspendida hasta el 10 de marzo. Este acusado se enfrenta en este procedimiento a una pena de cuatro años y medio de cárcel y a dos años de libertad vigilada por cometer tres delitos contra la intimidad y otro de posesión de pornografía infantil.
El conserje, según la Fiscalía, colocó una minicámara la tarde del 28 de enero de 2015 debajo del lavabo del vestuario femenino "enfocando a la zona de las duchas". Ese mismo día, tras retirar el dispositivo, se descargó las imágenes para volver a instalar más tarde la minicámara en el vestuario. Al día siguiente alumnas del centro la descubrieron y se la entregaron al director.
150 AGENTES Y 46 JUZGADOS
En la operación han actuado más de 150 agentes policiales adscritos a los grupos de investigación de delitos tecnológicos de diferentes unidades territoriales de Policía Judicial, además de los integrantes del Grupo Tercero de Protección al Menor de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial. Del mismo modo, han intervenido 46 Juzgados de Instrucción repartidos por toda España.
Tras las detenciones, los investigadores continúan realizando un examen exhaustivo del ingente material informático intervenido para determinar la posible existencia de delitos de abusos sexuales sobre menores por parte de alguno de los implicados --además del delito de producción de material pedófilo-- o para determinar posibles conexiones con otros pedófilos o pederastas que interactúen en la red.
La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial con la colaboración de 33 unidades territoriales de Policía Judicial.