Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El denunciante Peñas asegura que Rajoy es "el mayor responsable político" del caso Gürtel

El exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) y denunciante de la trama Gürtel, José Luis Peñas, ha asegurado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "es el mayor responsable político del caso Gürtel" y ha destacado que conocía las actividades de la trama y "miró para otro lado".
En declaraciones a los medios antes del inicio del juicio donde declarará a partir de hoy, Peñas ha destacado que tanto el jefe del Ejecutivo como la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, sabían lo que estaba sucediendo, principalmente en una de las localidades vinculadas a la red, Arganda del Rey. "Tenían comunicación de todo lo que pasaba", ha agregado.
El exconcejal ha precisado que se siente "tranquilo" y "muy orgulloso" de haber denunciado las actividades de la trama dirigida por el empresario Francisco Correa y ha confiado en que quedará libre a pesar de que la Fiscalía pide para él seis años y cinco meses de prisión por apropiarse fondos procedentes de las arcas públicas de Majadahonda o por favorecer a las empresas de Correa con la adjudicación de contratos públicos.
LUCHAR CONTRA LA CORRUPCIÓN
"Se puede luchar contra la injusticia y la corrupción desde la posición de ciudadano", ha añadido. Peñas declara ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de enjuiciar a los 37 acusados por la primera época de actividades de la red (1999-20015), siete años después de haber entregado a la Policía 80 horas de grabaciones de conversaciones mantenidas con el presunto 'cabecilla' de la red y otros responsables, que provocó el inicio de la investigación de la causa.
Aunque en dicho escrito se recoge la posibilidad de aplicarle la atenuante de confesión, debido a su colaboración "esencial en la averiguación del delito y en el descubrimiento de sus responsables", el exconcejal se enfrenta a penas de cárcel.
Precisamente, Correa pidió durante su declaración al exconcejal que sea "honesto" y deje "al margen toda la historia personal" que tiene en su contra para que explique qué gestiones se llevaron a cabo en Majadahonda. Aseguró sentirse decepcionado con Peñas por abusar de su confianza y haberle grabado durante dos años, mientras le tenía acogido en su casa y su hija le llamaba por entonces "tío Pepe".