Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz mira al PP desoyendo a Ferraz

Una vez agotadas las posibilidades de acuerdo del PSOE con Ciudadanos y Podemos, a Susana Díaz parece que no le ha quedado otra salida que desoír a Ferraz y acercarse al PP para poder formar gobierno. Y la exigencia de los populares para abstenerse y hacerla presidenta es que se permita gobernar a la lista más votada en los ayuntamientos. Las negociaciones con Podemos, inamovibles si no se retiran los depósitos públicos de los bancos que desahucien y Ciudadanos está cada vez más alejado de la abstención ante la confirmación socialista de negarse a firmar un pacto anticorrupción.  Salvo sorpresa mañana  en el Parlamento andaluz volverá a escucharse que Díaz no tiene la confianza de la cámara. Por delante un plazo de dos meses con tantas posibles sesiones de investidura como deseen hasta el 5 de julio. Si no hay acuerdo, vacaciones de verano y elecciones de nuevo en septiembre.