Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El debate de la moción de censura de Podemos comenzará el 13 de junio a las 9 de la mañana y podría votarse el mismo día

La presidenta del Congreso, la 'popular' Ana Pastor, ha anunciado este martes que el debate de la moción de censura presentada por Unidos Podemos comenzará a las nueve de la mañana del próximo 13 de junio, lo que podría suponer que se sustanciase en un sólo día y no en dos.
En declaraciones en la Cámara Baja, Pastor no ha querido pronunciarse sobre si el debate de la moción contra Mariano Rajoy se prolongará durante dos jornadas, como así ha ocurrido en el pasado, o durará solo una. "Eso depende de los intervinientes, fundamentalmente del candidato", ha dicho, dado que Iglesias no tendrá límite de tiempo para exponer su programa.
No obstante, desde Unidos Podemos su vicepresidenta cuarta de la Mesa, Gloria Elizo, ha defendido que la duración "lógica" debería ser de dos días, dada la importancia de este debate que, a su juicio, debe tener una "permeabilidad casi inmediata" en la sociedad teniendo en cuenta "la quiebra democrática" de instituciones básicas del Estado.
Según el Reglamento del Congreso, el debate de este tipo de propuesta se inicia con la defensa de la moción de censura, sin límite de tiempo, por parte de uno de los diputados que la firman que, en este caso, será la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero. Y, a continuación, también sin límite de tiempo, podrá intervenir el candidato a la Presidencia, Pablo Iglesias, para que exponga el programa político de su hipotético Gobierno.
EL GOBIERNO TAMBIÉN PUEDE INTERVENIR
Tras el correspondiente receso que decida la Presidencia de la Cámara, será el turno de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, que contarán con treinta minutos para intervenir y diez minutos de réplica. Durante la discusión de la moción, el Gobierno podrá intervenir tantas veces como considere oportuno.
Una vez debatida la moción, se procederá a su votación y, en caso de reunir al menos 176 votos necesarios para ser aprobada, la Presidencia del Congreso deberá comunicarlo inmediatamente al Rey y al presidente del Gobierno, puesto que el candidato a presidente se entenderá que ha recibido la confianza de la Cámara.
En caso de que la moción fuese rechazada, los firmantes de la misma no podrán firmar otra durante el mismo período de sesiones, según establece la Constitución, por lo que, en ese escenario, los diputados de Unidos Podemos y sus confluencias no podría volver a plantear otra moción hasta septiembre.